Vacas murieron por rabia paresiante en San Pedro

0
61
Hace un par de semanas, productores ganaderos de San Pedro sufrieron habían denuncia la mortandad en vacunos a consecuencia de lo que hasta el momento se estaba analizando por los técnicos del Senasa.
Finalmente se conoció que los animales habían muerto a consecuencia de rabia paresiante. Por ello durante la mañana de este miércoles se llevará a cabo una reunión en la municipalidad de la capital de la Araucaria entre funcionarios del Ministerio del Agro y la Producción, Senasa y Dirección de Inspección Municipal para llevar adelante un plan de trabajo contra la rabia bovina.
Las carteras además recorrerán colonia Fortaleza, donde se registraron las muertes, para llevar adelante una reunión con los productores.

Ante los síntomas confusos de tres animales fallecidos, se procedió a la recolección de muestras que fueron analizadas en el laboratorio de Candelaria arrojando el resultado menos esperado y que genera amplia preocupación en los colonos de la zona.

Vacunar y bloquear

De acuerdo a pasadas experiencias con la enfermedad, se  espera un mayor control al ganado de la región.
 Así especialistas apuntaron que luego de confirmada la enfermedad, se inocula inmediatamente a todos los animales de los establecimientos involucrados. Se procede a la provisión de las vacunas para el pequeño productor ganadero y se controla el cese de movimientos de animales por un término de 30 días para todos los destinos. Se explicó que la rabia paresiante es una enfermedad de denuncia obligatoria.

Según un veterinario la enfermedad se da en ciclos y el murciélago que lo transmite tiene una cría por año, en Misiones dispone de una variada fuente de alimentación y se reproduce fácilmente.

Una época complicada de escasez

Días atrás se explicó que la mortandad de vacunos en esta época del año representa un serio problema para los productores ganaderos. La situación crítica tiene su desenlace en varios factores, uno de ellos está relacionado con el clima que genera escasez de pastura y sobre carga de animales en los potreros. Esta condición puede acarear enfermedades de tipo carenciales, tóxicas, infecciosas y parasitarias. En lo que se refiere a las recomendaciones para evitar las patologías, recordaron que es necesario que el animal cuente con dos vacunas, una para carbunclo y macha, como así también para la rabia en zonas en las cuales se hayan detectado.

Fuente diario el territorio