Unidad Penal Nº 1: revelan que a Candia lo mataron de al menos diez disparos

0
316

A partir del informe forense, se inicia una exhaustiva investigación que apunta directamente al personal penitenciario y policial que protagonizaron un duro enfrentamiento contra los presos el pasado martes en la Unidad Penal Nº 1, donde abatieron al interno José María Candia, de 22 años. Un muchacho que estaba cumpliendo una condena por robo.
La jueza de Instrucción Nº 3, Josefina González Cabañas, dio a conocer que el cuerpo de Candia presenta al menos diez disparos. “Siete son de goma, registrados en el exterior, y tres plomos se sacaron del interior del cuerpo”, le dijo a El Litoral.

“Una situación casual se descontroló y las fuerzas tuvieron que intervenir, pero claramente el homicidio no tuvo que suceder y eso es materia de investigación”, amplió la magistrada.
“El Instituto Médico Forense me confirmó que lo que produjo el deceso fueron tres impactos que tenía, o tres plomos que tenía dentro del cuerpo y que habría que analizar a qué tipo de arma corresponden”.
Los impactos de adentro del cuerpo son “diferentes” a los que registra en el exterior, que “corresponderían a balas de goma”, indicó.
“Sin embargo, lo que extrajeron del cuerpo de él en la autopsia, que es lo que se va a peritar a través de la Unidad Fiscal de Investigación, son tres plomos, no son proyectiles completos, sino pedazos de plomo que estaban dentro del cuerpo y le causaron la muerte”, explicó la magistrada.

En tanto, especuló que los tiradores podrían ser dos. Por otra parte, a la investigación se incorporarán imágenes de video captadas desde distintos ángulos, “en las que se ve que son varios tiradores”, sostuvo la jueza.
Asimismo, la funcionaria desmintió que se haya identificado al autor del hecho. “Hasta el momento no hay una persona identificada como la autora de los disparos que provocaron la muerte de Candia”, sostuvo.
Eso “es materia de investigación y no existe individualizado un funcionario que haya sido el responsable”, indicó. Hasta altas horas del miércoles se tomaron declaraciones a los agentes que intervinieron en el restablecimiento del orden dentro del penal, en una rueda que se realizó en la Comisaría Primera con la participación del fiscal de Instrucción Nº 6, Gustavo Robineau, quien actúa junto con González Cabañas. La magistrada, además, precisó que técnicamente no fue un motín lo ocurrido el martes, sino  que “se empezaron a poner nerviosos los internos y debió intervenir la fuerza”, luego de que durante un partido de fútbol una pelota cruzara un muro y en el intento de un preso por recuperarla, un guardia realizó disparos al aire.

“Un motín es en reclamo de algo y está organizado; esto fue algo casual que pasó a mayores”, indicó la funcionaria que dio a conocer que los internos “estaban tranquilos con los hisopados que dieron negativo a los agentes del servicio penitenciario, además de que el viernes dieron libertad a uno de ellos y en la semana anterior se concedió una libertad condicional”.
“Ellos veían que sus expedientes se estaban movilizando, se estaban estudiando los casos. No tuvo nada que ver con las prisiones domiciliarias”, dijo para desmentir que el clima de tensión haya tenido que ver con la huelga de hambre iniciada el lunes.
Fuente el litoral (NG)