Una tragedia para la producción de limones

0
85

La finalización anticipada de las exportaciones a la Unión Europea (UE), la caída del consumo por la crisis económica en el Viejo Continente debido a la guerra entre Rusia y Ucrania, el incremento de los costos de flete marino y los combustibles, más la baja del precio interno por sobreoferta, provocarán que alrededor de 300.000 toneladas de limones se pudran en los árboles de las fincas de Tucumán, Salta y Jujuy. Pero, además, esto anticipará en un mes la finalización de la cosecha de limones, por lo que 40.000 trabajadores del sector se sumarán 30 días antes al ejército de desocupados que suelen ser contenidos por los planes interzafra desde octubre o noviembre.

En Tucumán, de acuerdo al empresario Pablo Padilla, presidente de la Asociación Citrícola del Noroeste Argentino (ACNOA), en diálogo con elDiarioAR, comentó que ya se cerraron empaques porque casi no hay embarques a la UE, a donde se exporta el 60% del limón argentino. Hay envíos a Estados Unidos, Rusia, Canadá y China, entre otros países, pero de mucha menor escala.

“Los niveles de operaciones fueron similares a los del año pasado pero se esperaba que sean superiores, se deprimió el consumo del europeo y también nos afecta la competencia con Sudáfrica, que tiene valores competitivos por la distancia”, detalló. Aclaró que este año se producirán alrededor de 2,2 millones de toneladas de limones, una cifra óptima pero en un escenario con varias dificultades.