Tres días desaparecida: «El que se llevó a mi nena, fue acusado de violar a sus hijas»

0
111

Son horas de desesperación para la familia de Dalma Márquez (12), desaparecida desde el domingo a la noche, cuando la vieron por última vez frente a su domicilio en el barrio Gunther, de Oberá. En diálogo con El Territorio, Julián Márquez (31), padre de la menor, comentó que las principales sospechas recaen sobre un sujeto identificado como José D. L. C. (48), padre de una joven que habría actuado como entregadora. Se trata de Cristina D. L. C. (21), vecina de la familia de Márquez. Según el progenitor de la niña desaparecida, el sospechoso residiría en la zona Norte de la provincia y tendría antecedentes penales, al punto que otra de sus hijas lo habría denunciado por abuso sexual. 
“El que se llevó a mi nena fue acusado de violar a sus propias hijas, dicho por una de ellas. Pero no sólo eso, dice que más de una vez llevó menores a prostíbulos del Brasil. Por eso estamos desesperados, ya van dos días y hasta ahora no tenemos novedades”, subrayó Márquez. Asimismo, confirmó la existencia de audios de WhatsApp que comprometerían seriamente al hombre apuntado, elementos que ya fueron presentados en sede policial. 
Visiblemente preocupado, el padre de la criatura desaparecida comentó que el sospechoso estuvo varios días de visita en Oberá, circunstancia que habría aprovechado para tomar contacto con Dalma.
“Estuvo como dos semanas por acá y unos días se quedó con la hija, que es nuestra vecina. Ahí parece que empezó a hablar con mi hija y le metieron cosas raras en la cabeza. Ella (por la menor) nunca hizo algo como esto, por eso estamos muy sorprendidos y tenemos mucho miedo de lo que le pudo haber pasado”, alertó.
Audios y sospechas Desde el domingo a la noche, los vecinos del barrio Gunther están a la expectativa de una situación que trasciende el ámbito familiar. La denuncia fue radicada el lunes ante la Comisaría de la Mujer. 
En tanto, el padre señaló que la menor fue vista por última vez el domingo a la noche frente a su domicilio, aunque nadie supo precisar si subió a algún vehículo o se fue a pie del lugar. 
Al respecto, agregó que “lo que sabemos es que el sospechoso andaba en un camión”, al tiempo que agregó: “Por intermedio de una vecina escuchamos un audio donde él dijo que no podía ir a un baile porque tenía que ver a una nena. Palabras textuales”.  Márquez mencionó que al momento de la desaparición su hija llevaba su celular, aunque desde el domingo no lograron contactarse con ella. 
En cambio, según lo que aportaron en sede policial, el lunes la menor le envió un mensaje de WhatsApp a su vecina e hija del supuesto captor, a quien le dijo: “No te hagas, que vos sabés dónde estoy”, según testificó una tía de la criatura que dijo haber escuchado dicho audio. 
“Lo que no entiendo es cómo esa chica no está detenida, porque ella le entregó a mi hija. Ni siquiera le sacaron el celular”, opinó el padre de la niña.En tal sentido, mencionó que una hermana de la presunta entregadora se contactó con la familia para ponerlos al corriente sobre los presuntos antecedentes del sospechoso. “La chica dice que el padre las violaba. Con eso está todo dicho”, remarcó.    
La pequeña es de contextura delgada, ojos marrones, tiene 1,70 metros de altura, tez blanca, cabellos negros largos y ondulados. Al momento de su desaparición tenía puesto un short de jean azul, una remera negra y zapatillas negras con detalles de flores. 
Los datos sobre su paradero pueden ser aportados a la sede policial más cercana, o bien llamar a la comisaría de la Mujer de Oberá ( 3755-403585).