“Terapia de grupo”: los empresarios escucharon el llamado al diálogo del Presidente, pero esperaban un plan concreto contra la inflación

0
52

La inflación apareció en el primer lugar del listado de preocupaciones de hombres y mujeres de negocios presentes este martes en la reunión del Consejo Económico y Social que encabezó Alberto Fernández. Se llevaron de ese foro distintos compromisos y declaraciones de intenciones pero, reconocen, esperaban alguna definición más concreta.

El Presidente habló de la inflación como un problema central en una economía que mostró síntomas positivos con una fuerte recuperación de la actividad y con una baja del desempleo, aunque con la materia pendiente de una reducción de la desigualdad, que el mandatario adjudicó a la persistente suba de precios. Fernández, incluso, convocó a un nuevo intento de diálogo tripartito con empresarios y gremios, esta vez en forma de “terapia de grupo”.

Los empresarios recibieron con buena disposición el nuevo llamado a una mesa común y creen que el Gobierno debería plantear un camino hacia adelante sobre un tema como la inflación, para que el sector privado –tanto las cámaras empresarias como los sindicatos– puedan referenciarse.

“El mensaje fue ese: trabajemos juntos para salir adelante, entre Gobierno, sindicatos, empresarios y movimientos sociales. Es el mensaje más claro” (Grinman)

No es la primera vez que el Poder Ejecutivo ensaya algún acercamiento en simultáneo con gremialistas y ejecutivos para establecer alguna coordinación de precios. En medio de expectativas de inflación desbocadas por el impacto de la guerra en Ucrania, ese método aparece nuevamente como la salvaguarda a mano.

Para Mario Grinman, presidente de la Cámara Argentina de Comercio, y uno de los ejecutivos presentes en el Consejo Económico y Social, la reunión dejó como conclusión que “todos pedían a los gritos que nos dejemos de pelear”. “El mensaje fue ese: trabajemos juntos para salir adelante, entre Gobierno, sindicatos, empresarios y movimientos sociales. Es el mensaje más claro”, mencionó el empresario.

Grinman destacó el discurso del secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz, que llamó a desistir de confrontaciones internas y del ministro de Desarrollo Productivo Matías Kulfas, que presentó un plan productivo con miras a 2030. “Entusiasman, entre comillas, si hacemos las cosas bien. Fue bueno escuchar al presidente reconocer que en la Argentina tiene que haber más empresas y empresarios dispuestos a invertir”, mencionó en diálogo con Infobae.

Natalio Mario GrinmanNatalio Mario Grinman

Respecto al llamado para combatir la inflación en un nuevo diálogo tripartito, Grinman consideró que “tenemos visiones distintas”. “La mirada del presidente es que no van a hacer ajustes. Es un tema doloroso y difícil de abordar, pero se necesitan cambios, si no querés llamarlos ajuste. Si hacés siempre lo mismo, vas a tener el mismo resultado. Hay que probar cosas distintas. La inflación tiene muchos componentes, lo podrán llamar multicasusal si quieren, pero hay 3 o 4 cosas fundamentales: déficit, emisión monetaria y la cuestión cambiaria. Si pudiéramos acomodar esas tres variables, podemos quizás caminar otro sendero”, concluyó el presidente de la CAC.

Por su lado, un referente de la industria alimenticia -actualmente en fricción con Comercio Interior por los últimos aumentos de precios- como Martín Cabrales, miembro de Copal, mencionó ante este medio: “Nos llevamos la palabra del Presidente de que la inflación es un problema endémico, pero más como una declaración de intenciones que con medidas concretas”, apuntó el empresario, dueño de la firma de café que lleva su apellido.

Además defendió al sector alimenticio en medio de la puja con el Gobierno por los incrementos de precios de las últimas semanas y el llamado oficial a retrotraer precios. “A las propias empresas la inflación nos perjudica. El diálogo viene bien, aunque el Gobierno nos pide algunas cosas que son difíciles de hacer. Los precios aumentan porque subieron los precios internacionales”, mencionó.

Otro empresario del sector de consumo masivo también habló tras la reunión del Consejo Económico y Social aunque pidió reserva de su nombre. “Nadie puede estar en desacuerdo con el planteo o de la formulación de las políticas públicas. Pero la realidad dista mucho de lo que vimos hoy. La pregunta es si el Gobierno es esto o es más parecido a lo que hace la Secretaría de Comercio cuando te congela precios, ahí mucho diálogo no hay”, afirmó.

Daniel Funes de Rioja, presidente de la UIADaniel Funes de Rioja, presidente de la UIA

En tanto, el presidente de la Unión Industrial Argentina y titular de Copal, Daniel Funes de Rioja, dijo que los empresarios buscan “certidumbre, confianza y un intento de concertación”. “Creo que es un compromiso que tenemos que asumir todos. Que haya políticas de Estado, que no reconozcan uno u otro partido, sino que sean un tronco común. Eso es lo que puede dar previsibilidad. Eso se trabaja en el mediano y largo plazo pero también hoy”, agregó.

“Hay una reactivación que hay que convertir en crecimiento. El presidente buscó trasuntar la idea de la necesidad de ese diálogo constructivo en lugar de confrontativo”, dijo en declaraciones a LN+.

Hubo en el Centro Cultural Kirchner presencia sindical, empresaria, académica, científica y de distintos representantes de la sociedad civil. Entre ellos, miembros del Consejo Económico y Social como Marcelo FernándezHugo YaskyGerardo Martínez y Héctor Daer; y las consejeras Delfina Veiravé, Marita Carballos, Paula Bibini y Edith Encinas. Además, asistieron los dirigentes sindicales, Julio Piumato, Abel Furlán, Rodolfo Daer y el titular del Bloque del Frente de Todos en Diputados, Germán Martínez.

Por el sector empresario, el titular de la UIA, Daniel Funes de Rioja, Miguel Acevedo, Antonio Aracre (Syngenta), Martín Cabrales (Café Cabrales), Natalio Mario Grinman (Cámara de Comercio), Sergio Kaufman (Accenture), Federico Storni (Mastellone), Iván Szczech (ex presidente de la Cámara de la Construcción), Carolina Castro (ex ejecutiva de la UIA), entre otros.