Tabacaleros correntinos afirman que la situación del sector es insostenible

0
122

La Cámara del Tabaco de Goya volvió a reunirse este lunes para analizar los pasos a seguir en torno a la difícil situación que atraviesa el sector, generada, en parte, por la gran deuda que mantiene el Gobierno Nacional con la Obra Social “ASPRO”, y lo correspondiente a «Caja Verde» (algo así como cien millones de pesos, que va al productor).

“La situación es insostenible. Hoy, tenemos un caso que grafica lo que estamos pasando: uno de nuestros productores necesita un medicamento oncológico cuyo costo oscila los 500 mil pesos, y la obra social no puede afrontarlo”, dijo Raúl Santajuliana presidente de la Cámara del Tabaco de Corrientes.

Al productor tabacalero no le llega plata, el dinero está porque la plata aporta el fumador y hay $160 millones que le corresponden a Corrientes

En la reunión, que finalizó en horas de esta tarde, se habló al respecto, y en horas más, saldría un comunicado de prensa, dando más detalles del complicado escenario agravado por el faltante de cigarrillos en góndola -a nivel nacional-, lo cual, también los perjudica en cuanto disminuye el porcentaje que reciben todas las provincias tabacaleras por la venta.

Cabe recordar que la obra social que nuclea a los productores tabacaleros de Corrientes -ASPRO-, “se encuentra completamente desfinanciada, debido a que durante el año en curso, el Gobierno Nacional, a través del Ministerio de Agricultura, no ha enviado los fondos correspondientes -que fueran establecidos en la ley nacional 19.800, de creación del Fondo Especial del Tabaco-.

En los fundamentos de la iniciativa parlamentaria presentada por Pedro Cassani, aprobada por unanimidad del cuerpo legislativo, se fundamentó en el hecho de que “los productores están pasando una situación delicadísima, que podría soslayarse con los propios fondos del sector, ingresos genuinos, existentes y ya disponibles, sin necesidad de emisión monetaria ni afectación alguna del tesoro nacional”.

En esa oportunidad, también se mencionó la crisis generalizada, que necesita “la implementación de decisiones acordes a las necesidades impostergables de cada sector, sobre todo de aquellas personas en situación de mayor vulnerabilidad” y remarcó que «las obras sociales no se hacen cargo de los pacientes oncológicos«.

La situación es muy complicada, la obra social debe a los proveedores, doctores, bióquimicos, dentistas y otros profesionales

“Dejar sin obra social al sector tabacalero de la provincia, junto a todas sus familias, es de una irresponsabilidad que no podemos permitir. La solución inmediata consiste en transferir los fondos proporcionales a lo transcurrido del año, para hacer frente a las deudas y reactivar a pleno el funcionamiento de la obra social de este sector”, afirmaron los diputados provinciales.