Se cumplen seis años del último día del zoológico en la costanera correntina

0
104

El zoológico de la ciudad funcionó durante más de 40 años en la costanera Gene­ral San Martín, varios fue­ron los proyectos para ese predio a la vera del Paraná, que hasta 2013 funcionaba, con muchas críticas, como albergue de monos carayá, tortugas, tucanes y yacarés entre varias otras especies. El proceso de mudanza fue largo y requirió mucho tra­bajo, no solo por el traslado de las distintas especies, sino para el armado de las estructuras en el predio de 32 hectáreas ubicado en las inmediaciones de la villa turística.

Han transcurrido seis años desde que los corren­tinos dejaron de ver y sentir al zoológico en el corazón de la costanera, un sitio que con el crecimiento de la población se había vuel­to poco apto para los ani­males.

Mientras muchos aún lo recuerdan, y hasta extra­ñan, los ambientalistas y proteccionistas entienden que el cambio era determi­nante para mejorar la cali­dad de vida de las distintas especies que allí habitaban.

Finalmente, el espacio del cual mucho se habló para la construcción de un mega acuario, y luego se avanzó con la idea de con­vertirlo en el primer mari­posario y un orquideario -que serían los primeros de la provincia-, se convirtió en una importante estruc­tura que alberga al museo de Ciencias Naturales Ama­do Bonpland, y además se construyeron salas de con­ferencia y un espacio re­creativo.

La apertura oficial del centro de conservación Aguará se realizó el 18 de agosto de 2013. El mismo es fruto de la ley Nº 5.887/09, que determinó su creación y la relocalización de los animales que estaban en el zoológico de la costanera de Corrientes, terminando definitivamente con la con­cepción de animales silves­tres en exposición, como única finalidad.

Hoy ya no es un zoológi­co, es un centro de conser­vación de fauna silvestre, dependiente del Ministerio de Turismo de la provincia de Corrientes, donde se reciben animales prove­nientes de los operativos contra el tráfico de anima­les, ejemplares lesionados o que se encuentran en riesgo. Además de ello, des­de hace dos años el centro Aguará forma parte de los proyectos de reintroduc­ción de especies del Iberá, dado que en sus instalacio­nes realizan su cuarentena los guacamayos rojos y los pecaríes de collar, entre otras especies.

Asimismo, cumple un rol fundamental en relación a la educación ambiental, dado que por sus instala­ciones pasan alumnos de todos los niveles educati­vos y público en general, que se acercan para visitar el predio de fauna y flora. s

Centro Aguará

El centro de recuperación de fauna silvestre de la pro­vincia de Corrientes, denominado Aguará, forma parte del complejo ecológico correntino, que alcanza las 32 hectáreas y alberga a más de 120 ejemplares de anima­les.

Se encuentra ubicado en Paso de la Patria a la altu­ra del kilómetro 20 -camino ripiado-, yendo por la Ruta nacional 12.

Fuente diario norte