Se realizó la 8° edición de Cultura Ciudadana en el barrio Los Cisnes

0
42

El presidente del Concejo Municipal de Resistencia, Gustavo Martínez, encabezó esta nueva edición del programa Cultura Ciudadana que convocó a una gran cantidad de artistas y vecinos en el playón deportivo del centro comunitario del barrio Los Cisnes. Una iniciativa que tiene como principal objetivo  el desarrollo artístico-cultural de cada barrio, brindando un escenario itinerante para los artistas locales y un ámbito de disfrute para que los vecinos compartan en comunidad.

Martínez resaltó la amplia convocatoria que se logró en esta barriada ubicada en la zona oeste de la ciudad y agradeció el acompañamiento que se viene teniendo por parte de la comunidad en las diversas iniciativas. «Estamos muy felices porque Cultura Ciudadana es una iniciativa que tiene como eje llevar un evento cultural a los barrios de forma gratuita y brindar un escenario para los propios vecinos. Y lo más lindo es que hay artistas de primer nivel, que son del barrio, y se puede observar distintas expresiones artísticas como por ejemplo arte plástico, diversos tipos de danzas, músicos, bandas, entre tantas otras». A lo que sumó la búsqueda de que, a través de este escenario itinerante, los vecinos acudan y vuelvan a encontrarse en los espacios comunes que tienen en sus barrios, «lo revaloricen, recuperen y de esta manera aportar a la reconstrucción del tejido social».

Recordó que los protagonistas en esta iniciativa son los vecinos, que traen actividades complementarias para acompañar a los artistas como ser ferias de platos, pinturas para entretener a los chicos y otros diversos atractivos.

DARLE AL ARTISTA EL ESPACIO Y AL VECINO EL PRIVILEGIO DE PODER APRECIAR SU ARTE

Luciana Báez, del barrio 80 Viviendas, subió a escena con un número de saxo que dejó sorprendidos a los presentes. La joven de 16 años, se adueñó del escenario y regaló a los presentes un concierto muy ameno y de primer nivel. Consultada sobre cómo vivió la experiencia, la artista dijo: «La pase muy bien, más que nada porque toqué para mi barrio. Estudio saxo hace ocho años y me gustó mucho estar en Cultura Ciudadana porque pude tocar frente a la gente conocida y además delante de personas de otros lados. Disfrute mucho, como los médicos necesitan sus pacientes, nosotros los artistas necesitamos del público y es muy lindo de verdad sentir ese cariño del aplauso. Es muy importante que le den un lugar al arte y por eso hay que destacar este tipo de iniciativas».

Desde Concepción del Bermejo llegó, en esta edición a tocar, el Centro Estético Musical. Más de 16 chicos de entre 6 y 15 años tocaron chacareras, chamamé y vals, e hicieron bailar a más de uno de los presentes. Uno de sus profesores, Mauro Maldonado, contó que es una gran oportunidad para estos músicos, porque pudieron demostrar el talento que tienen y además se genera un ámbito donde pasan el tiempo y evitan involucrarse en otras acciones o flagelos que actualmente golpean a los jóvenes. «Invierten su tiempo en algo tan bueno como la música y eso es algo muy importante», marcó el referente. Resaltó que es muy importante que se generen estos ámbitos y agradeció «a Gustavo Martínez y a Daniel Giménez, porque nos dan la oportunidad de que se conozca lo que hacemos y que los chicos pisen, por primera vez en algunos casos, un escenario».

Sandra Lorena Acosta y la Fundación Comunidad hicieron bailar a los presentes presentando diversas coreografías de ritmos latinos. «Estamos muy felices, la pasamos de diez y bailamos mucho», contó la profe que estuvo acompañada de nenas, adolescentes y mujeres de distintas edades que desde hace un año practican juntas en Villa Chica. «Nos encanta todo esto y felicitamos a los organizadores porque se disfruta mucho», sumó.

EL ORGULLO DE LOS VECINOS Y FAMILIARES AL VER A SUS ARTISTAS EN ESCENA

Erika Cabral es de Concepción del Bermejo y vino con la comitiva de músicos del Centro Estético Musical: «Me encanta que se fomente todo esto para los chicos porque hace que puedan demostrar sus cualidades. La estamos pasando genial, los chicos están fascinados y estamos muy felices». Coincidió otra mamá de los artistas, Vanesa Carabajal, y afirmó que es un gran entusiasmo para los chicos subir al escenario y para los padres verlos allí. Nora Elizabet García, también parte de esta comitiva, resaltó lo bueno de los números artísticos que estuvieron presenciando y aseguró que es muy productivo para los chicos compartir con otros artistas como ellos y conocer distintos grupos para intercambiar experiencias.

Roxana Bernal es la mamá de Luciana, la joven saxofonista que compartió escenario en este evento, y tuvo la posibilidad de verla junto a su familia y vecinos: «Es un orgullo verla, porque es parte de su vida lo que hace. La vi muy feliz, a gusto, y mostrando su arte. Para nosotros como familia es hermoso y agradecemos esta posibilidad porque para un músico el sonido y el escenario es fundamental».

CULTURA CIUDADANA DA POSIBILIDAD AL ARTISTA

Uno de los coordinadores de Cultura Ciudadana, Oscar Gamarra explicó que, bajo la idea de contagiar arte, este escenario itinerante recorre los barrios generando un ámbito para compartir con los vecinos. «Es una apuesta muy linda por parte de la Presidencia del Concejo y estamos felices porque la gente acompaña mucho», marcó e indicó que «se trata de una política muy linda de inclusión porque los chicos cuentan con un escenario con luces, sonido y sobre todo el público que los escucha y acompaña».

Daniel Giménez, también parte de Cultura Ciudadana, sumó que son más de 10 los artistas y grupos que subieron en esta oportunidad a escena, y afirmó que siempre para el programa «es un gran logro poder trasmitir a los jóvenes el mensaje de optar por la cultura para expresarse y desarrollarse en la vida».

Coincidió Ayelén Duarte, integrante de Cultura Ciudadana, y habló sobre lo importante de trabajar en conjunto por el desarrollo de los chicos: «Es un desafío muy grande, no se da mucho esto de la interacción entre las instituciones del Estado y artistas emergentes, por lo que significa un gran desafío y una alegría inmensa porque da la posibilidad a los chicos y jóvenes que recién están comenzando». Dijo que «se genera una oportunidad y empoderamiento para los residentes de las zonas periféricas y les demuestra que la cercanía con diferentes artes y manifestaciones culturales no son imposibles».

Fuente diario tag