Se mató en un choque el médico condenado por abusar sexualmente de sus pacientes

0
91
Pablo Gazze, recientemente sentenciado a 17 años de prisión, chocó con su auto en una ruta cerca del Paraje El Carmen, cerca de su domicilio en el departamento Avellaneda, en el norte de Santa Fe

El médico flebólogo Pablo Antonio Gazze, de 44 años, condenado esta semana a 17 años de prisión por resultar autor penalmente responsable de delitos contra la integridad sexual, abuso sexual con acceso carnal y abuso sexual gravemente ultrajante en perjuicios de varias de sus pacientes, falleció ayer en un siniestro vial en la Ruta Provincial N° 31, en jurisdicción del Paraje El Carmen, a pocos kilómetros de su residencia, en el departamento Avellaneda, en el norte de la provincia.

Gazze, que aún permanecía en libertad, ya que la audiencia de medidas cautelares para pedir por su prisión preventiva estaba prevista para hoy, conducía un Honda Civic patente HZY473 y, al llegar a una curva, se despistó y chocó con el único árbol que había en el lugar, un quebracho del lado este de la ruta.

Fue a las 18.30 de ayer. El impacto, que según el informe preliminar de los peritos se produjo a una velocidad elevada, destruyó la parte delantera del vehículo y provocó la muerte instantánea del médico.

De inmediato comenzaron a plantearse interrogantes sobre las causas del siniestro. No pocos coinciden que, dadas las características del mismo, los estudios de planimetría, y el entorno generado por la situación personal del médico, podría tratarse de un suicidio.

Sin embargo, hasta esta mañana, a horas del sepelio, no había un informe oficial aclaratorio.

Además, ayer mismo el fiscal de turno del Ministerio Público de la Acusación (MPA) de los Tribunales de Reconquista, Aldo Gerosa, dispuso prescindir de la autopsia y ordenó la entrega del cuerpo a sus familiares para su posterior inhumación.

El tránsito por la zona donde perdió la vida el médico permaneció cortado momentáneamente y personal del Grupo Técnico Criminalístico de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) trabajó en el lugar recogiendo pruebas para determinar las causas que provocaron el accidente. Allí también se hicieron presentes sus familiares, efectivos policiales y bomberos.

Pablo Gazze vivía en calle 315 al 721, de Avellaneda, ciudad vecina a Reconquista. Estaba casado con Luciana Magnago, con quien tuvo dos hijos: Benjamín y Valentino. Sus restos serán sepultados en el cementerio de aquella ciudad.

Era dueño del sanatorio Padre Pío, uno de los más importantes de Reconquista, y de la clínica Diagnóstico Médico Reconquista. Y era, además, familiar directo de Roberto Gazze, quien fue director financiero de Vicentin SAIC, y que a partir del 1° de noviembre próximo será uno de los 14 directivos y exdirectivos de la agroexportadora que serán indagados por el juez federal de Reconquista, Aldo Alurralde, por presunto «aprovechamiento indebido de beneficios fiscales», según informó el Ministerio Público en su sitio institucional fiscales.gob.ar. Están acusados de haber presentado facturas apócrifas para acceder indebidamente a reintegros del IVA entre el 2016 y 2018.

Sentencia histórica
El martes 25, el médico flebólogo había sido condenado a 17 años de prisión de efectivo cumplimiento y a la inhabilitación de por vida de ejercer la profesión por resultar autor penalmente responsable de delitos contra la integridad sexual, abuso sexual con acceso carnal y abuso sexual gravemente ultrajante.

El tribunal compuesto por los jueces penales Norma Senn, Gonzalo Basualdo y Martín Gauna Chapero condenó al Gazze por seis de los nueve hechos denunciados. Fue absuelto por dos ilícitos que se le habían atribuido y por el abuso de una séptima mujer que desistió de participar del juicio.

La audiencia de medidas cautelares para pedir por su prisión preventiva, estaba prevista para hoy; por eso, aun condenado a una pena de cumplimiento efectivo, continuaba en libertad. Su abogado defensor, Raúl Elías, se encontraba a la espera de los fundamentos del fallo y según anticipó, preveía apelarlo. La muerte de Gazze supone el fin de la acción penal.

Los hechos ilícitos por los cuales fue condenado fueron cometidos entre mayo de 2014 y diciembre de 2019 en un consultorio de Reconquista en el que Gazze trabajaba.

El fiscal Juan Sebastián Marichal sostuvo que «los magistrados entendieron que hay pruebas suficientes de que Gazze vulneró la integridad sexual de seis mujeres con las que se había comprometido a realizarles un tratamiento médico vinculado a problemas de várices. Abusó de las víctimas luego de aplicarles inyecciones en las piernas, en el marco de sesiones de escleroterapia», subrayó.

«Soy inocente»
Tras escuchar el veredicto, Gazze dialogó con los periodistas de Reconquista. «Soy inocente. Vine a tocar intereses políticos y económicos importantes. Vine a molestar, a hacer medicina, a querer cambiar, a tener sueños, a tener ganas de hacer y lo voy a demostrar»,  sostuvo.

El médico aseguró que la semana del juicio fue «puro relato» y «cero pruebas» y cargó contra el fiscal del caso (Juan Sebastián Marichal), al sostener que «nunca tuvo objetividad» porque «como Ministerio Público de la Acusación, una de las obligaciones que tiene es de investigar. No investigó, no me allanó mi consultorio», cuestionó Gazze.

«Me han condenado en esta instancia y tengo mi agenda llena, hay cosa que no dan. La verdad que hoy comienza, y yo sabía que comenzaba recién hoy, una lucha. Tengo una hermosa familia y acá estoy, firme, y yo voy a ayudarlos a buscar la verdad», agregó.

Un día después de esa respuesta, Gazze murió solo, de forma traumática. ¿Fue un accidente o fue un suicidio?