Salieron a cazar liebres y encontraron cocaína “de alta pureza” en un campo de Santa Fe

0
98

Una salida de caza deportiva se transformó en pocas horas en un caso policial. Este domingo, dos hombres en busca de liebres encontraron 85 kilos de cocaína entre la maleza de un campo de Juan Bernabé Molina, una localidad ubicada en el límite entre Santa Fe y Buenos Aires.

Luego, Gendarmería encontró más paquetes en la zona. En total, se trata de un cargamento de 175 kilos 824 gramos de la droga distribuida en cuatro bolsas tipo arpilleras, que contenían 168 paquetes rectangulares.

El procedimiento contó con la presencia de distintas Unidades de la Fuerza dependientes de la Región II y el apoyo del can detector de narcóticos “Grettel”.

El Juzgado Federal Nº 4 y la Fiscalía Federal Nº 3 orientaron el secuestro del estupefaciente. Asimismo, intervino la Procuraduría de Narcocriminalidad (PROCUNAR) de Rosario, a cargo de Matías Scilabra.

Dos cazadores encontraron los primeros paquetes de cocaína

Todo comenzó el domingo cuando dos cazadores deportivos en busca de liebres observaron, entre la maleza, y a 500 metros de un camino comunal, bolsas de arpillera. Eran 14 y en su interior había 82 trozos compactos de cocaína con un peso de 85 kilos.

Vecinos de la zona indicaron que días atrás había caído una avioneta en las proximidades al hallazgo, aunque no hay más datos del supuesto accidente, señaló La Capital.

Uno de los hombres, nacidos en Pergamino, se comunicó con su hermana, fiscal de la Justicia bonaerense que, a su vez, lo contactó con la repartición a la que debía denunciar el hallazgo.

Se comunicaron con el Comando Rural de Pergamino que dio intervención a personal de la comisaría 8ª de Juan Bernabé Molina: la droga apareció en jurisdicción santafesina, en el departamento Constitución, unos 80 kilómetros al sur de Rosario, en un sitio donde es imposible acceder con vehículos.

La pericia determinó que se trataba de cocaína de alta pureza, compactada en panes.

Vuelos de avionetas habituales y ruidos extraños

Vecinos de General Gelly, un pueblo cercano a J.B. Molina y de 800 habitantes, aseguran que es habitual ver pasar avionetas por la zona rural. “Siempre se dijo que descargaban mercadería de todo tipo en los campos de la zona, pero pocas veces se encontró un envío, y menos de estas características”, sostuvo una de las habitantes del lugar a La Capital.

Los vecinos recordaron que la semana pasada una avioneta cayó en El Socorro, un pueblo a 12 kilómetros de Gelly. “Hace cinco o seis días nos enteramos de que una avioneta había caído acá cerca. Por ahí se deshizo de la droga porque estaba sin combustible y después se cayó”, opinaron.

Al mismo tiempo, sostuvieron que el viernes pasado y en medio de un corte de luz generalizado en la zona de Gelly, escucharon el motor de una avioneta cerca del campo donde se encontró la cocaína, en el departamento de Constitución y a unos 80 kilómetros del sur de Rosario.

“Me dijeron que se escuchó el motor, como si se hubiera detenido, y después lo volvieron a escuchar. El embalaje estaba a unos 500 metros de la tranquera y de ahí se accede sin problemas al camino rural comunal que está bien mantenido. Tal vez no es la primera vez que dejan algo para que lo pasen a buscar más tarde”, arriesgó la mujer.