River en Chaco goleó a Defensa y Justicia 4 a 0 y avanzó a cuartos de final de la Copa Argentina

0
70

River Plate se presentó anoche ante Defensa y Justicia en el estadio Centenario de la ciudad de Resistencia.

Con un estadio repletó de hinchas de muchas localidades y provincias, el millonario avanzó a los cuartos de final de la Copa Argentina, cuando se coronó 4 a 0.

En la siguiente ronda, jugará ante Patronato de Paraná, en busca de un lugar en semifinales.

Pablo Solari, a los 3 minutos de juego, puso en ventaja a River, mientras que Lucas Beltrán aumentó a los 29 de la parte inicial. Ya en el segundo período otra vez anotó Solari, a los 5 y 37 minutos.

El equipo de Marcelo Gallardo pegó en los momentos precisos: al comienzo del encuentro, cuando su rival merecía algo más y en el arranque del segundo tiempo, con un alto porcentaje de efectividad en cada llegada a fondo.

Tras un quite de De la Cruz, el colombiano Quintero habilitó a Solari, y éste definió con categoría para abrir el marcador cuando su rival todavía no se había acomodado. A partir de ahí, River se movió mejor con la movilidad del mediocampista uruguayo y de Juanfer Quintero, y la velocidad de Solari para desequilibrar a la última línea de Defensa.

Estuvo cerca de aumentar con tiro de Aliendro, que pegó en un defensor y se fue al córner, y con otro remate de Quintero, bien resuelto por Unsain.

Sin embargo, después empezó a mejorar Defensa, y en cuatro minutos tuvo tres posibilidades claras para empatar: primero Colombo no llegó a conectar un centro en el área chica, después Armani le tapó un tremendo remate a Duarte y luego Herrera salvó en la boca del arco cuando un delantero rival iba a empujar la pelota al gol.

Y apenas pudo salir de su asedio, River aumentó gracias a un desborde de De la Cruz por izquierda, que encontró a Beltrán en el área para convertir, pese a que le pegó mal a la pelota.

Después, Defensa tuvo otras dos posibilidades, pero fallaron Gutiérrez y Alanis, con sendos cabezazos. De todas formas, a esa altura parecía que no había manera de vulnerar a Armani, quien despertó alarmas al irse reemplazado en el inicio del complemento por Ezequiel Centurión justo cuando cumplió 200 partidos en el arco «millonario», pero al parecer sería solo por precaución.

Cuando Defensa estaba obligado a jugarse el resto, y apenas comenzaba la segunda parte, Solari estiró la diferencia con el tercer gol y River sepultó las pocas aspiraciones de su oponente.

Después, con la ventaja obtenida River hizo circular la pelota, dejó venir a Defensa y trató de salir de contragolpe para aprovechar las falencias defensivas de su rival.

El equipo de Varela intentó una tibia reacción, pero casi no inquietó a River, que a esa altura ya jugaba con Centurión en el arco, debido a la lesión de Armani.

Ya en el tramo final, Enzo Pérez recibió en el medio y le puso un preciso en profundidad a Solari, quien definió con categoría para redondear la goleada y la clasificación.