Reforma previsional: se cayó la sesión en otra jornada de furia y Macri casi la saca por decreto, pero desistió

El presidente Mauricio Macri estudió sacar la reforma previsional a través de un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU), que fue firmado por
todos los ministros, pero tras evaluar los riesgos políticos y judiciales de la medida decidió no avanzar.

Influyo, además, la advertencia de la diputada Elisa Carrió, quien dijo que un DNU vulneraría la Constitución.

La reforma, que permitiría ahorrar $ 100.000 millones anuales, no pudo ser tratada por la Cámara de Diputados, en medio de un escándalo violencia en las afueras del Congreso.

Debido a los episodios de violencia, la diputada Elisa Carrió habló en nombre del interbloque Cambiemos y pidió levantar la sesión.

Carrió afirmó que «lo peor que puede hacer una Cámara de Diputados es sesionar en este ambiente de violencia, que no ha sido generado por el interbloque de Cambiemos», aclaró.

«La violencia se antepone a la Constitución y como nosotros estamos en contra de la violencia, le pido al presidente que levante esta sesión escandalosa», solicitó. Enseguida, el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó levantó la sesión.

«Nosotros no vamos a contestar a su violencia con violencia. Vamos a ganar la votación esta semana o la otra», aseguró.

Mientras en la Plaza del Congreso seguían los enfrentamientos entre efectivos de Prefectura, Gendarmería, policía de la Ciudad y los manifestantes, dentro del Congreso de la Nación también hay incidentes, ya que hubo empujones cuando el oficialismo comenzó a pedir que se levante la sesión que busca tratar la reforma previsional enviada por el Gobierno, entre otros temas.

A las 14:30 el oficialismo había logrado obtener el quórum para dar inicio a una sesión especial en la Cámara de Diputados, con la presencia de 130 parlamentarios en sus bancas, pero algunos diputados comenzaron a levantarse.

En la previa, el kirchnerismo, el massismo, la izquierda y parte del peronismo no K no dieron quórum. Referentes de distintos sectores del PJ como Sergio Massa, Florencio Randazzo y Cristina Kirchner también rechazaron el plan de la Casa Rosada.

Fuente diario norte