Recompensa de un millón de pesos para la captura del femicida de San Antonio

0
162

A una semana y cuatro días del brutal femicidio de Débora Elizalde de 24 años de edad y su madre, Gabriela Agüero de 39 años, la policía continúa buscando a Juan Sergio Kozak. Las hipótesis más fuertes indican que luego de abandonar la camioneta desde donde disparo contra sus víctimas, el femicida se habría fugado al Brasil.

Sin pistas concretas sobre el doble femicida, este viernes el Gobierno de Misiones emitió la resolución Nº67 donde establece una recompensa de 1 millón de pesos para quienes aporten datos útiles sobre Kozak.

El brutal crimen ocurrió durante la madrugada del lunes 21 de febrero de este año cuando la joven y su madre fueron asesinadas a balazos en el barrio Nueva Esperanza de San Antonio.

Las víctimas fueron identificadas como Débora Elizalde de 24 años de edad y su madre, Gabriela Agüero de 39, una conocida docente de esa localidad.

 

Un testigo clave

El único testigo del hecho fue Alejandro Elizalde de 20, hermano e hijo de las víctimas quien, según contaron las fuentes policiales a MisionesCuatro.com, explicó que todo ocurrió cuando él, su hermana y su madre llegaron al lugar a bordo de un Volkswagen Gol Trend conducido por un hombre a quien conoce como “Pauliño”, domiciliado en inmediaciones a la chacra de Valentín Fonseca, sita en Paraje Central esa localidad.

Y que al lugar también arribó conduciendo una camioneta Fiat Toro Sergio Kozak, propietario de un telecentro en San Antonio y quien también tenía “una relación” con la joven de 24 años.

Siempre según lo relatado por el joven, Kosak primero quiso embestir a una de las mujeres con su camioneta y luego, sin descender del vehículo, le efectuó dos o tres disparos, primero a Débora y luego a su madre Graciela.

Ante la situación Alejandro intentó detener el vehículo del atacante, tomó del brazo al acusado y, tras un forcejeo, logró arrebatarle el arma y arrojarla a la vereda.

Luego, el agresor aprovechó para escapar hacia la Ruta Nacional 101 en dirección hacia la salida de San Antonio, presumiblemente con dirección hacia Andresito o Bernardo de Irigoyen. Horas más tarde, la camioneta fue hallada al costado de la ruta sin rastros de las víctimas.