Qué significan las dos “A” sobre las que se posa El Aguila, a la salida de Corrientes

0
315

Es un lugar donde convergen los runners de la zona norte de la ciudad. El monumento de El Águila, que se erige en la intersección de la Ruta 12 y avenida Libertad, es punto de reposo y de elongación de quienes obtienen el permiso para correr o caminar. Antes de la pandemia era punto de encuentro y mates. Pero qué significan los dos picos en forma de letra A sobre el cual despliega sus alas el ave que simboliza la libertad y el poder, así como también la victoria sobre imperios.
El Aguila se posa sobre dos picos en forma de “A”, que representa el monte Ararat, lugar emblemático de Armenia, donde quedó enclavado el Arca de Noé, según afirman.

En la simbología, la estructura en la que se monta el águila, se observan dos letras “A” que se entrelazan y que significan las iniciales de Armenia y Argentina.
El monumento “El Aguila” es un agradecimiento al pueblo argentino de parte del pueblo armenio, por ser Argentina la primera Nación en reconocerlos como estado libre, enviándoles también una avión para los refugiados armenios.
Fue una donación de la familia Seferián, de origen armenio. Don Eduardo Seferián -fallecido a principios del año 2015-, fue un destacado empresario y dirigente, referente de la industrialización en Corrientes. A propósito, la empresa textil de la familia llamada “Tipoití”, se encuentra emplazada sobre la avenida Armenia, que lleva el nombre del país originario de la familia.
El pueblo armenio reclama memoria y justicia por la muerte de un millón y medio de hermanos armenios a manos del estado turco (Imperio Otomano) que aún no reconoce su responsabilidad por el genocidio planificado.

Las víctimas de ese crimen contra la humanidad, entre las que figuraban muchas mujeres y niños que murieron, en su mayoría, en las deportaciones a los desiertos de Siria e Irak, fueron declaradas “mártires”.
La Municipalidad Corrientes restauró y revalorizó la obra. A través de los miembros del Grupo de Arte Público comunal se llevaron adelante las tareas de limpieza y optimización de la imponente estatua que fue donada por la comunidad armenia en agradecimiento a la República Argentina por ser la primera nación en reconocer a Armenia como estado libre.
En el caso argentino, el Congreso de la Nación hizo un primer reconocimiento en 1985, aunque la colectividad pondera el discurso de Raúl Alfonsín el 1 de septiembre de 1987 como reconocimiento formal de lo ocurrido. Dos décadas más tarde, en 2007, vio la luz la Ley 26.199, que declaró el 24 de abril como Día de Acción por la Tolerancia y el Respeto entre los Pueblos, en conmemoración del genocidio armenio.

El 24 de abril del año 2015 se cumplieron 100 años del llamado genocidio armenio. La masacre de un millón y medio de armenios a manos de los turcos, ocurrida entre 1915 y 1923.
En ese día, en Corrientes Capital, el monumento El Águila fue el punto de reunión para expresar el repudio al exterminio armenio, acompañado por el reclamo de “memoria y justicia a semejante derramamiento de sangre que nunca va a quedar olvidado”, dijo el entonces intendente Fabián Ríos, al descubrir una placa recordatoria confeccionada por la Dirección de Cultura del Municipio capitalino.