Productores de Corrientes pasaron del drama de la sequía y los incendios a la crisis por la falta de gasoil

0
51

En el momento en que empezaba el proceso de recuperación tras el escenario adverso del último verano, la falta de combustible golpea duramente a distintas actividades productivas de la provincia

“El campo sin combustible, esta ahogado y paralizado”. Así se pronunciaron ayer en un comunicado las diferentes cadenas productivas de Corrientes. La provincia que todavía no logró superar el enorme daño productivo y económico que provocó la sequía y los incendios, con más de 1.000.000 de hectáreas afectadas y pérdidas mayores a los 80.000 millones de pesos, que ahora debe enfrentar la crisis del faltante de gasoil.

Hay que recordar que Corrientes se encuentra entre las 14 provincias donde es nulo o casi nulo el suministro en las estaciones de servicio, de acuerdo a la información proporcionada por la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac).

En el documento que se difundió, las fuerzas productivas de Corrientes señalaron que el faltante de combustible está agravado por las cupificaciones y los sobreprecios, y los afecta especialmente. Y agregaron: “Las cosechas no pueden esperar, si no se levantan y transportan, se funden, se pudren; el ganado es un ser ´vivo’, no puede quedar en los camiones aguardando combustible para continuar su marcha”.

A todo esto, señalaron que la problemática del gasoil “no es por la pandemia o la guerra, sino es consecuencia de la imprevisión de nuestras autoridades, de falta de reglas claras para invertir, de ausencia de estabilidad, credibilidad, confianza, de planificación a largo plazo, de trabajar para las futuras generaciones y no para las próximas elecciones”. Por tal motivo, hicieron un llamado a la reflexión a las autoridades nacionales, para que se implementen medidas a la brevedad para superar la crisis.

“Todo esto ocurre cuando estamos recién intentando recuperarnos de una catástrofe climática y productiva, como fue con la sequía y los incendios” (Velar)
Francisco Velar, Director de la Sociedad Rural Argentina por Corrientes, comentó a Infobae que “es inédito y no hay antecedentes” sobre lo que está sucediendo en la provincia con el faltante de gasoil. Es una situación que está impactando negativamente en toda la cadena productiva, por lo menos a las 5 actividades más emblemáticas como arroz, ganadería, citricultura, forestación y yerba mate.

“Todo esto ocurre cuando estamos recién intentando recuperarnos de una catástrofe climática y productiva, como fue con la sequía y los incendios”, comentó el productor. La ausencia de gasoil, según Velar, provocará que se corte la recuperación que se venía registrando en la producción y afectará económicamente al sector.

La crisis del gasoil llega en momentos donde el arroz está en proceso de preparación de los suelos para la próxima siembra. Además, la citricultura está en cosecha y el traslado del producto a las plantas de acopios o a las fábricas de procesamiento. Por el lado de la forestación, la actividad ahora está centrada en la replantación de las casi 30.000 hectáreas que fueron afectadas por los incendios, y lo mismo sucede con la yerba mate y el té.

Por último, la ganadería enfrenta no solamente un momento de alimentación de la hacienda, a través de la asistencia forrajera porque los campos están con muy poco pasto, sino también el traslado de animales a lugares de mayor pastoreo o a otras jurisdicciones. “El faltante de gasoil es cada vez más agudo y todas estas nuestras tareas se realizan en base al gasoil. Es un elemento fundamental y primordial en todo nuestro esquema productivo, y esto se verá paralizado totalmente y se va a agravar la situación de la producción y la economía provincial, que ya veníamos arrastrando tras la sequía y los incendios. El temor nuestro es que la paralización que deberemos enfrentar, termine afectando al ciudadano de a pie, porque empezarán a faltar productos en la góndola”, manifestó Velar.

Otras actividades

La producción de Corrientes advierte que este contexto tan complejo enfrentar, también contempla la fragilidad de la economía nacional, y una inflación en niveles altos que impacta de lleno en los diferentes costos de la actividad.

Uno de los sectores afectados por la presente crisis, es la citricultura. Elsa Rangoni, presidenta de la Asociación de Citricultores de Bella Vista, advirtió que el panorama para la producción del limón “es muy complejo”. Al respecto dijo, “el faltante de gasoil y los actuales sobreprecios, están provocando un aumento de los fletes. También una menor demanda por la industria. En nuestra zona de las tres industrias que existían, solamente abrió una ahora y no puede absorber todo el aporte productivo. La industria nos está pagando $ 5.000 la tonelada, de los cuales $4.000 corresponden a los gastos que tenemos de fletes y cosecha. Así es muy difícil seguir produciendo. Y además, empieza a caerse el limón de las plantas”.

Por su parte, Cristian Jetter, secretario de la Asociación correntina de plantadores de arroz, dijo a este medio que la cosecha de arroz ya terminó. A nivel país, se alcanzó una producción cercana a 1.050.000 toneladas, un 10% de merma en comparación con el ciclo anterior, y del total cosechado Corrientes representa más o menos el 50%: “Actualmente estamos preparando los suelos para la próxima siembra. El faltante de gasoil nos puede afectar en la comercialización, al necesitar los fletes para llevar la producción a puerto, a lo que se suma el drama del faltante de contenedores”, concluyó.