Productor denuncia ataques de pumas en Comandante Andresito

0
211
Elías Oszurkiewicz es un colono pionero de Andresito, que desde hace más de un año y medio viene siendo perjudicado en gran medida, por la incursión de pumas en su chacra, depredando la majada de ovejas, emprendimiento que lleva adelante desde hace más de 30 años con ingente inversión en cuidado y mejoramiento genético.

“El perjuicio que ésta situación me provoca es inmenso, y no hallo respuestas ante las autoridades, esencialmente de parte del Ministerio de Ecología que es el
área que corresponde. Para que se tenga una idea, de una majada de más de 350 animales, sólo queda una treintena, lo que está certificado ante el Ministerio”, señala el productor.
Todo comenzó a mediados de 2018, cuando inicialmente un ejemplar de puma incursionó al lugar donde se encuentra la majada, aledaña a un yerbal, y con el correr de los días se sumó otro y otro. De aquella fecha hasta ahora, el resultado es el mencionado. Las fotos son más que elocuentes de la depredación sistemática de la majada; y fueron tomadas por una cámara trampa colocada por la Fundación Vida Silvestre, gracias a la gentileza de Francisco Robino, miembro de esa organización, refiere don Elías.
Es bueno mencionar que el corral de la majada está en un yerbal muy cercano a mi vivienda, con todo lo que eso significa. Una cámara trampa también fue instalada por Ecología, pero a los pocos días lo retiraron sin siquiera avisarme. Solicité varias veces una audiencia al Ministerio para reunirnos las tres partes; nosotros, Fundación Vida Silvestre y ellos, sin resultado alguno.
«El tema a tratar, obviamente es el resarcimiento económico por la pérdida de los animales, que representa una suma importante, siendo fruto del esfuerzo de más de 30 años”, dice el colono.
Ya al final, Oszurkiewicz agrega desesperanzado, “en las últimas semanas los pumas fueron más allá, atacando a una treintena de terneros vacunos y de búfalos que fueron desapareciendo de mi campo. El último intento ante mi impotencia, fue la construcción con una importante inversión, de una robusta jaula de
hierro para atrapar al o los pumas, con resultado negativo a la fecha. Espero una respuesta del ministerio y/o de las más altas autoridades. Estamos de acuerdo en cuidar la ecología, pero ante el aumento de la cantidad de yaguaretés y pumas según los datos oficiales, no vemos un programa para aumentar la oferta de alimento
para estos animales y por ende persistirán los ataques y el perjuicio a los productores».
«Lo único que quedaría es que el estado se haga cargo en tiempo y forma del resarcimiento económico”, concluyó Elías Oszurkiewicz.
Fuente el territorio