Piattoni se negó a declarar y la causa podría cambiar a doble homicidio doloso

0
705

Ayer, se le habría levantado la comunicación al imputado. Esperan en la semana los resultados del análisis de sangre para saber si el acusado conducía intoxicado y las pericias al vehículo, para determinar la velocidad a la que se desplazaba.

 

 

La situación del empresario Piattoni podría complicarse si los resultados de la sangre arrojan que conducía intoxicado cuando atropelló y mató a Ángel González y Mateo, su hijo, el sábado a la madrugada por Ruta 12. “La carátula podría cambiar” de culposo a doloso, confirmó ayer a época, la jueza del caso Josefina González Cabañas.

La titular del juzgado de Instrucción y Correccional Nº 3 indicó que todavía no están los resultados de la extracción de sangre. Cabe señalar que los mismos fueron realizados de forma compulsiva, luego de que el imputado se negara a realizarse, en la comisaría Novena en la que quedó alojado tras el siniestro, el dosaje alcohólico que se prevé en estos casos.
Para ellos, se habría solicitado al personal de la Dirección de tránsito municipal que se lo realicen en la sede policial, ya que no lo pueden hacer sobre una ruta nacional, a no ser que sea pedido por un juez. “Todavía debemos esperar el resultado de esos análisis sanguíneo para saber si conducía intoxicado con alcohol u otras sustancia. También hay que aguardar los resultados de las pericias que aún no están, para determinar a qué velocidad circulaba el automóvil”, indicó la magistrada.
Cabe señalar que, tras el accidente y posterior detención, la justicia dispuso además la incomunicación de Piattoni, pero la jueza González Cabaña confirmó ayer que le fue levantada esa condición ya que habría declarado en las últimas horas del sábado.
En tanto, el fiscal Robineau pidió el procesamiento de Piattoni por “doble homicidio culposo agravado”, confirmó que Piattoni se negó a declarar. El fiscal dejó entrever el sábado que el vehículo invadió en el carril por el que circulaba la moto.
Ayer por la mañana y tras la entrega de los cuerpos de padre e hijo para las exequias, fueron sepultados en un cementerio privado cercano a la localidad de Santa Ana. La ceremonia, con la predominante presencia de efectivos del Ejército Argentino, quienes al parecer se hicieron cargo de los tramites, teniendo en cuenta que Ángel González era un elemento activo de la Compañía de Ingenieros de Monte Nº 3. De la ceremonia participaron algunos familiares muy cercanos.
El hecho
Todo sucedió alrededor de las 6:20 del sábado, cuando el automóvil Ford Mustang GT 5.0, color negro mate, al mando del empresario Piattoni de 47 años y una jovencita de 23 años, chocó frontalmente a una moto de 110 cc., en la que se iban Ángel González de 33 años y su hijo Mateo de 13 años, quienes se dirigían a pescar muy cerca de allí. Los cuerpos de ambos quedaron a una distancia de casi 20 metros uno del otro y los restos de la moto, desperdigados por casi 100 metros.