Posadas: una joven pasó minutos de pánico en la fila de un cajero

0
223
Una joven de 23 años pasó minutos de miedo cuando estaba esperando su turno por ingresar al cajero de la avenida Uruguay casi Cabred de la capital misionera.
Dina, su nombre, era la tercera en la fila hasta que la pareja que estaba delante de ella entró al cajero. Y segundos después empezaría a sufrir lo que nunca imaginó.
Quedó sola en la vereda, esperando que la pareja saliera para poder entrar ella al cajero automático. Pronto escuchó pasos y la presencia de alguien detrás de ella. El miedo empezó a invadirla hasta que finalmente fue abordada por un hombre. Dina empezó a gritar, lo que más podía, y así, llamó la atención de otro hombre que fue a intermediar la situación. Pero el atacante, lejos de correr, se quedó, le hizo frente a quien quería ayudar a Dina.
Después se sabría que el agresor tenía una botella de cerveza en la mano, que al hablar no se le entendía casi nada. Que sería uno de los hombres de unos 30 años en situación de calle que están al acecho en la zona.
Quien fue a socorrer a Dina, al ver al hombre, se hizo a un lado y llamó al 911, pero la Policía tardó un poco más de lo conveniente para estos casos.
Es que Dina, si bien pudo escapar de las intenciones del hombre, fue agredida por el desconocido que no abandonaba su intención de ataque. De acuerdo a lo que se conoció luego de hecha la denuncia policial, habían tres hombres más que estaban con el que fue por ella.
Eran las 20 aproximadamente del martes, pero en la zona todo parecía ser de madrugada. Los nuevos horarios, los comercios cerrados, la cuadra estaba desolada.
Llegó la Policía y ubicó a las personas mencionada por Dina y detuvieron a Elio, (22); Miguel B. (37), Miguel S. (43) y Osvaldo F. (26).
El informe de la Policía también refiere que Dina estaba inmersa en una crisis nerviosa y que en el momento no imaginó cuál era la intención de su agresor y la de los demás. Pero bien la de un ataque sexual nadie puede descartarlo, aunque la causa es por agresión y amenazas.
Uno de los detenidos dijo al médico policial que consumió clonazepam y todos tenían aliento a bebidas alcohólicas. Y según el test de alcoholemia, dieron 0,99 g/l., 0,08 g/l. y 0,52 g/l.
De los cuatro sospechosos ya estaría identificado quien abordó y agredió a la joven que fue a buscar dinero en un cajero en una zona insegura, como un punto descubierto según la hora.
Fuente el territorio