Por nueva suba de la nafta en Brasil, crece el caos para cargar en Iguazú

0
70

Desde el último viernes por la tarde, lograr cargar combustible se ha complicado aún más en  Puerto Iguazú, lo que se debe al aumento de la reventa y al incremento de la cantidad de brasileños que arriban a la Ciudad de las Cataratas con ese objetivo.

Es que el vecino país volvió a registrar subas debido al incremento del barril de petróleo, lo que impulsa esta oleada de clientes del lado argentino. Pero lo llamativo también es justamente el aumento de vehículos argentinos en la fila, que da cuenta del crecimiento de personas que se dedican a la reventa en los barrios.

Debido a esto, en la mañana de ayer, los inspectores de Tránsito debieron interrumpir la circulación de vehículos sobre avenida Córdoba a fin de evitar accidentes, ya que a que de 6 a 10 de la mañana los taxistas y remiseros gozan del beneficio de un surtidor exclusivo en todas las gasolineras.

Esta situación provoca que deban formar una tercera fila que ocupa media calzada.

No obstante, en el lugar se registraron quejas y enojos porque un solo empleado estaba a cargo de atender a todos los clientes.

Faltante

En tanto, la situación se vuelve insostenible e incluso los ánimos de los clientes en la fila están cada vez más caldeados debido a la espera y a la incertidumbre de si el combustible alcanzará para todos.

Es que, además, trascendió que dos estaciones de servicio de la localidad no recibirían combustible hasta mañana. La noticia provocó que muchos ciudadanos que no contaban con reserva concurrieran a tratar de cargar antes de que se termine el suministro. Muchos, así también, se dirigieron a Puerto Esperanza para abastecerse, ya que se supo que al mediodía una de las estaciones recibió natfa.

Pese a la habilitación de un carril exclusivo para taxistas y remiseros, no ha sido fácil y tampoco se ha agilizado la compra de los trabajadores del volante.

“Anoche (por el viernes) fui al horario exclusivo, me puse en la fila prioritaria y demoré dos horas para cargar, con el riesgo de que me rayen el auto, que era constante porque no hay lugar para tres filas”, indicó un trabajador del volante

Por su parte, se vio un incremento en la cantidad de vehículos brasileños que arriban a la ciudad en busca de combustible, lo que se debe a la suba de precios, ya que desde el viernes la natfa subió a 6.96 reales, que equivale a 260 pesos argentinos por cada litro aproximadamente.

Fuente el territorio