Por la bajante hay más bancos de arena y advierten por el peligro

0
75

Indican que los bancos de arena que se originan en el río Paraná podrían ser peligrosos para las personas que asisten de manera continúa porque se desconoce la profundidad en esos sectores.

Hugo Rohrmann, especialista en recursos hídricos y docente en la Facultad de Ingeniería de la Unne, afirmó que el río lleva sedimentos además de agua, eso significa que está en continuas modificaciones en el tiempo.

“Es un hecho común que las islas o los bancos de arena se trasladan hacia aguas abajo cuando hay crecientes o a causa de mucha lluvia. He visto imágenes satelitales de la gran cantidad de bancos de arena que hemos visto estos años. Pero sabemos que están en movimiento, por eso no es seguro. Es una situación excepcional por la bajante del río”, aseguró el especialista en Radio Sudamericana.

“Todos los bancos de arena son una manifestación de cómo el río lleva arena y por el otro lleva partículas de suelo en suspensión por lo tanto no es una foto. No hay que pensar que los bancos de arena son permanentes, y en líneas generales hay dos lados: el de aguas arriba, que es como una duna, y hacia aguas bajas tiene una mayor pendiente, una mayor profundidad y se acerca al escurrimiento del agua. Por eso hacen recomendaciones de que tengan mucho cuidado con los bancos de arena que aparecen en aguas bajas. Hay que tener cuidado porque no se ve el fondo y puede haber una barranca de mucha profundidad o que el río lleva poca agua, como sucede ahora”.

Además, aseguró que los espacios de arena son masas de suelo que están en movimiento por lo que significa que no están firmes y por eso no es recomendable como lugar de esparcimiento.

Con respecto a las responsabilidades de que existan bañistas que vayan hasta esos lugares, Rohrmann indicó que no es “única”, pero dependen de los organismos hídricos de la provincias que deben hacer recomendaciones de cómo se pueden disfrutar de estos acontecimientos que regala la naturaleza con todos los cuidados y acentuó que Prefectura monitorea periódicamente esas cuestiones.

“Si un banco de arena se quiere habilitar se deben evaluar las condiciones para hacerlo porque puede ser peligroso, hay que tener el medido cuidado, los que asisten ahí lo hacen bajo su responsabilidad”, destacó.

Bajante

El especialista explicó que el río Paraná continúa con las mismas condiciones que el año pasado en cuanto a la llamativa bajante. “El río está por debajo de los tres metros en la escala de Corrientes que es el límite para considerar que de ahí hacia abajo es bajante y de los tres a los seis metros agua media”.

“Las lluvias no son suficientes para generar valores normales y que se piense en que se terminaron los dos años seguidos de bajantes. Estamos en temporada de lluvias, puede haber algún repunte pero nadie se anima a decir que esta bajante excepcional concluyó”.

En cuanto al pronóstico de precipitaciones para el próximo trimestre, el ingeniero admitió que incluyendo noviembre y hasta enero las lluvias serán deficitarias por debajo de lo normal en las provincias de Corrientes y Misiones así también en la cuenca del Iguazú y la zona del Itaipú. “Los valores normales se darían en la alta cuenca del río Paraná”, resaltó Rohrmann.