Pelearon por un celular y uno terminó herido de 5 puñaladas

0
39

Un hombre identificado como Luciano Martínez, fue víctima de un violento ataque el viernes en la noche, mientras bebía con un grupo de amigos en un kiosco del barrio Esperanza, de Goya. Al parecer, se desconoció con una de las personas que se encontraba con él y luego de una fuerte discusión, pasaron a los golpes. Todo terminó de la peor manera, ya que este sujeto extrajo un arma blanca y lo apuñaló varias veces antes de escapar. La víctima seguía internada en el centro de salud local.

Los colegas del portal de noticias TN Goya informaron que tuvieron noticias del hecho, el viernes casi a la medianoche. Relataron que Martínez, quién luego pudo testificar ante la Policía, reconoció al agresor, cuyo apellido sería Altamirano y que ya en varias ocasiones se había reunido a beber con él.

Pero al parecer esta vez, un teléfono celular habría sido el motivo por el que se inició la violenta discusión, por la que luego terminó en el hospital. Las lesiones que recibió fueron graves, no sólo fue atacado a puntazos, sino que también fue golpeado con una botella de vino.

El agresor escapó corriendo, y Martínez fue auxiliado y llevado hasta el hospital Camilo Muniagurria, donde lo revisaron y constataron que su estado no era bueno. «Uno de los puntazos le perforó un pulmón y no está bien, si no se recupera lo van a operar», había dicho su hermana a un periodista del medio mencionado.

Sin embargo, con el correr de las horas, Martínez recobró el conocimiento y pudo dar su versión de los hechos. Mientras que el agresor seguía prófugo al cierre de esta edición.

El Libertador.