Pautas para cambiar hábitos dañinos

0
19

La psicología ofrece herramientas para modificar hábitos y actitudes que sabemos que nos hacen mal. Nos permite comenzar un camino de plenitud y autoconsciencia.

Jerarquizar
En general, solemos tener más de una cosa que queremos cambiar pero es importante focalizarse en uno o dos aspectos. Trabajar los cambios no es tarea sencilla y es mejor hacerlo de a pasos. En una primera etapa es importante identificar aquello que buscamos sacar de nuestra vida y jerarquizar.

Anotar
Una forma eficaz de reconocer los hábitos a cambiar es escribirlos. Con este ejercicio nos ponemos al frente del desafío, tomamos las riendas de nuestra vida y, además, tenemos algo material que nos recordará nuestro objetivo y aportará fuerzas para seguir.

Metas
Cuando ya identificamos un hábito a cambiar, es el momento de ponernos metas. Estas metas deben ser sencillas y alcanzables. Una modificación por mínima que sea es un gran paso. Por ejemplo si se quiere comer más saludable, una meta puede ser consumir al menos dos frutas por día.

Recordatorio
Todos tenemos más o menos buenos y malos hábitos que se desencadenan por un recordatorio que puede ser hasta inconsciente. Por ello, en el camino de dejar un hábito para reemplazarlo por otro, es importante generar nuevos recordatorios a conciencia. Un ejemplo puede ser poner una alarma que recuerde la hora de salir a caminar, al menos diez minutos. Así comenzamos a ejercitarnos y dejar el sedentarismo.

Constancia
Para modificar hábitos, lo esencial es la constancia y voluntad. Si ya se ha pasado por la difícil etapa de reconocer que tenemos algo que cambiar, ahora debemos seguir en este camino. Una buena herramienta es anotar los pequeños logros y reflexionar sobre cuánto mejoramos incorporando hábitos saludables.

Fuente Diario El Territorio