Pagó dos veces para recibir un premio: perdió $21 mil

0
29

“Usted ganó un Smart TV y la suma de $150.000 pesos”. Con ese mensaje utilizado como “anzuelo” y citando a una firma muy conocida de teléfonos celulares uno o más estafadores se hicieron con un botín superior a los 21 mil pesos. La víctima fue un jubilado de 66 años domiciliado en Posadas.

El pasado viernes el hombre recibió un mensaje a su número celular, donde le informan que fue ganador de un premio consistente en un televisor y la suma de dinero mencionada, donde figura el nombre y apellido un supuesto gerente de la empresa.

Al otro día lo llamó el supuesto directivo manifestándole que “debía pagar el 10% de la suma ganada, que si no pagaba entraba como delito federal en lavado de dinero, dándole un número con la identidad de una mujer para realizar el envío de dinero desde una red de cobranza. En este caso le dijeron que remitiera 8 mil pesos.

Sin sospechar nada extraño el jubilado realizó ese mismo sábado el depósito de 8.636,01 pesos a nombre de la citada beneficiaria, con domicilio en avenida Cabildo de Capital Federal.

Luego recibió nuevamente un llamado telefónico, donde le avisaban que la persona a quien depositó no era la beneficiaria. Le pasaron un nuevo número de envío, a nombre de otra mujer -residente en Capital Federal- y con instrucciones similares a la maniobra anterior para remitir 4 mil pesos.

Fue entonces que el hombre realizó un segundo depósito por 4.318.01 pesos.  El jubilado aún no lo sabía, pero era la segunda vez que lo estafaban.

También de su cuenta

El o los delincuentes no quedaron conformes con lo que le habían sustraído al damnificado, así que probaron suerte una vez más. Esta vez un sujeto que se hizo llamar Mario, lo llamó y le manifestó que era agente de la AFIP y luego otro individuo se presentó como Eduardo, abogado del Banco Central. Fue allí que, y esto es materia de investigación, lograron obtener datos para sustraerle dinero de la cuenta bancaria.

La víctima denunció que ayer y al acercarse a una entidad bancaria céntrica constató que de su caja de ahorro le faltaban 9 mil pesos, pertenecientes a su jubilación. El caso es investigado por la Dirección de Investigaciones.

 Fuente diario primera edicion