Padre e hijo secuestran y abusan de una adolescente

0
448

Un verdadero calvario vivió una adolescente de la ciudad de La Banda, provincia de Santiago del Estero, que fue sorprendida por dos sujetos cuando se dirigía a la escuela -en inmediaciones del barrio San Fernando- quienes amenazándola con un arma blanca la llevaron hasta una casa abandonada de la zona y la sometieron.

El aberrante hecho, que generó conmoción en la comunidad, se registró pasadas las 18 del miércoles cuando la víctima -de 15 años- se dirigía al establecimiento educativo que concurre y cursa el segundo año.

Mientras caminaba por la Calle 3 del mencionado barrio advirtió que dos sujetos en una motocicleta se detuvieron muy cerca suyo. Fue en ese momento que notó que se trataba de su exnovio y el padre de éste. Allí uno de ellos, descendió del rodado se atravesó en un camino y la amenazó con un cuchillo.

Dijo que bajo amenazas y por la fuerza, los depravados la obligaron a ascender al rodado. Circularon unos pocos metros e ingresaron en un terreno baldío, donde existe una casa deshabitada, en cercanías de un gran tanque de agua.

Asegurándose de que no había testigos, el adulto le aplicó un golpe de puño en la cabeza a la menor para obligarla a bajar del vehículo. No conforme con ello la tomó del cabello y la arrastró varios metros, todo ello ante la atenta mirada de su hijo, un adolescente de 18 años.

Más tarde, el aberrante sujeto la arrojó al suelo, le sacó la ropa y la abusó. Minutos más tarde hizo lo mismo el adolescente. Cuando saciaron sus bajos instintos, la dejaron salir, pero antes le advirtieron: «Si avisas, vamos a matar a tu hermana y a tu sobrina».

Como pudo, la menor tomó sus cosas y se retiró. Ensangrentada caminó hasta su casa. Al abrir la puerta encontró a su madre y en medio de una crisis de nervios y llanto gritó: «Dos tipos me violaron».

Rápidamente la mujer contuvo a su hija y luego la trasladó hasta la Comisaría Nº 2 del Menor y la Mujer, en las condiciones en que se hallaba.

Los efectivos rápidamente informaron de la situación a la fiscal de turno -Dra. María Alicia Falcione- quien ordenó que la víctima fuera trasladada con urgencia a Sanidad de policía y que los efectiuvos se hagan presente en la casa de los acusados y los pongan tras las rejas.

Cuando la policía llegó al domicilio de los acusados, éstos ya no se encontraban, por lo que en las primeras horas de ayer la fiscal interviniente -a cargo de la Unidad de Abusos Sexuales- ordenó allanamientos y detención de los acusados.