Ñoqui VIP: asesor de Mayans a juicio por cobrar sueldos en el Congreso y en la Legislatura provincial

0
251

Un ex asesor del senador justicialista José Miguel Ángel Mayans -presidente del bloque del Frente de Todos en la Cámara Alta- deberá enfrentar un juicio por haber cobrado dos sueldos, uno en el Senado y otro en la Legislatura de Formosa. Así lo sostuvo el fiscal Carlos Rívolo al pedirle al juez Julián Ercolini que cierre la causa y eleve el caso a juicio. Según el dictamen al que accedió Infobae, está claro para la justicia que el asesor de Mayans cobraba dos sueldos del Estado pero al menos uno de esos empleos no lo cumplía: no solo porque en los dos trabajos tenía que el mismo horario -de 10 a 17, según las planillas- sino porque uno era en Capital Federal y el otro en Formosa.

El acusado es Jorge Ramón Arévalos, de 53 años, que se desempeñó al menos hasta agosto pasado como asesor del senador Mayans. Quedó imputado y procesado por defraudación a la administración pública. El juicio podría ser abreviado, si el imputado reconoce el delito y acepta una pena con el Ministerio Público, según se precisó.

“Arévalos tenía pleno conocimiento de los hechos y tuvo la voluntad de realizarlos para luego beneficiarse económicamente, ya que se encuentra totalmente probado su accionar deliberado y el consecuente provecho ilegitimo para sí”, aseguró en su escrito el fiscal, al pedir al juez Ercolini que el caso se eleve a juicio.

La causa se abrió en los tribunales de Comodoro Py en 2018 por la denuncia de un ciudadano de Formosa indignado por las notas periodísticas que reportaban irregularidades en el nombramiento de asesores de los senadores por esa provincia José Mayans y Luis Petcoff Naidenoff. Un simple informe de la base de datos “NOSIS” advirtió que Arévalos registraba, “concomitantemente”, aportes previsionales tanto del Senado de la Nación como de la Legislatura de la Provincia de Formosa. Por eso la fiscalía verificó entonces si había una incompatibilidad por acumulación de cargos públicos. Las diligencias confirmaron las sospechas.

A criterio de la fiscalía, Arévalos mintió cuando en 2014 aseguró en una declaración jurada para ingresar como empleado del Senado que no trabajaba en ninguna otra repartición nacional. Pero además el acusado omitió presentar –habiendo sido notificado de su obligación de hacerlo- el correspondiente resumen de historia previsional que emite la ANSES, “requisito exigido por el DP-1002/02 (ley 24600)”.

Según Rívolo, Arévalos indujo al personal de la oficina administrativa del Senado a “considerar que reunía las condiciones para poder asumir el cargo para el cual había sido propuesto por el Senador José Miguel Ángel Mayans. Así, desde el 1° de marzo de 2014 – fecha en la que ingresó como agente del Senado de la Nación- hasta el 31 de agosto de 2019 inclusive”.

Durante esos cinco años, dijo la fiscalía, “el imputado percibió simultáneamente las remuneraciones correspondientes a dos cargos en la administración pública, uno de ellos a nivel nacional y otro a nivel provincial, generando en consecuencia una clara afectación al erario público y procurando un beneficio económico para sí mismo”.

De acuerdo al detalle, el acusado había sido contratado por la Legislatura de la Provincia de Formosa desde el año 1995 (foja N° 9 de su legajo), pero de acuerdo a las “planillas” se desempeñado en esa repartición, percibiendo un sueldo, “de manera ininterrumpida, desde el año 1998 hasta el presente.”

En la indagatoria, el asesor de Mayans eligió el silencio. Para la fiscalía, “se ha probado acabadamente en este expediente que Jorge Ramón Arévalos defraudó a la administración pública, a través de una maniobra que consistió, por un lado, en haber omitido consignar, en la declaración jurada que el encartado presentó con fecha 2/5/2014 en la Dirección de Personal del Honorable Senado de la Nación, a los fines de ingresar como empleado de ese cuerpo legislativo, que para esa fecha continuaba cumpliendo funciones en el Poder Legislativo de la Provincia de Formosa, afirmando falsamente que no prestaba servicios en ninguna otra repartición nacional, provincial o municipal; y por otro lado, haber omitido presentar –habiendo sido notificado de su obligación de hacerlo- el correspondiente resumen de historia previsional que emite la ANSES”.

“No se trató de una simple omisión u olvido -sostuvo el fiscal-, sino que tuvo por fin ocultar su condición de empleado de la Legislatura de la Provincia de Formosa, pues, claramente, en caso de haber solicitado a la ANSES un informe de sus antecedentes laborales, se hubiese advertido sin esfuerzo alguno que registraba constancias de aportes previsionales a su nombre por parte de aquella Legislatura”.

Un detalle que remarcó el dictamen acusatorio: “Además de haber cobrado por ambos cargos, necesariamente no cumplió con las tareas propias de la función de -al menos- uno de ellos, pues, evidentemente, resulta materialmente imposible que una persona pueda cumplir labores de 10:00 a 17:00 hs. en esta Ciudad Autónoma de Buenos Aires y, el resto del tiempo, en la Provincia de Formosa”.

(Fuente: Infobae)