No habrá paro de colectivos: dictaron la conciliación obligatoria en el conflicto de UTA

0
252
No habrá paro de colectivos: dictaron la conciliación obligatoria en el conflicto de UTA

El Ministerio de Trabajo de la Nación dictó la conciliación obligatoria en el marco del conflicto entablado entre la Unión Tranviarios Automotor (UTA) y el sector empresario del transporte en todo el país, y que tenía previsto un paro de transporte por 48 horas a partir de este martes.

De acuerdo con la resolución del organismo laboral, la resolución que frenó el paro de transporte estará vigente por 10 días hábiles.

El paro había sido lanzado por el sindicato que representa a los choferes. Estaba previsto que comenzara a las 0 horas de este martes. La medida de fuerza se encontraba enmarcada en una petición de los trabajadores que reclama un aumento salarial del 50 por ciento. El sindicato busca que los trabajadores del interior del país consigan el mismo acuerdo que sus pares del Área Metropolitana. El 8 de abril pasado, la UTA cerró el acuerdo paritario de 2022 para los choferes de corta y media distancia del Amba. Lograron un aumento del 50 por ciento, que llevará el salario básico a 150 mil pesos desde agosto.

El incremento es escalonado: pasa a 121 mil pesos desde abril; 127 mil desde mayo, 138 mil pesos desde junio y los 150 mil pesos a partir de agosto. Además, lograron un pago no remunerativo de 43 mil pesos que se paga en cuatro cuotas: la primera de 21 mil, la segunda y tercera de seis mil, y la última de 10 mil pesos.

LA POSICIÓN DE LOS EMPRESARIOS DEL TRANSPORTE

Por su parte, la entidad empresaria que representa a los prestadores del transporte urbano del interior del país, Fatap, había calculado en 1.500 millones de pesos mensuales el costo extra que conllevaría el pago del aumento salarial del 50 por ciento. La patronal había reclamado que tanto la Nación como las provincias incrementen los subsidios. Y en ese contexto, desde el sindicato habían anunciado el paro nacional.

En este contexto, el sábado hubo contacto entre los representantes de las jurisdicciones afectadas y el Ministerio de Transporte. Ya para esa fecha habían manifestado preocupación por el impacto de una medida de fuerza que dejaría sin ómnibus a millones de usuarios de todo el país durante dos días.