Murió un adolescente en Corrientes porque se negaron a atenderlo: «Me respondieron que la doctora estaba durmiendo»

0
159
Ocurrió en Itatí. La madre de Sergio Ramón Checho Ríos, quien padecía una discapacidad provocada por una meningitis, abrió una causa para que se investigue si hubo mala praxis.

Una mujer que reside en la localidad de Itatí denunció que su hijo discapacitado murió por falta de atención médica. En una presentación que realizó en la Comisaría, sostuvo que las enfermeras del hospital local le dijeron que volviera al día siguiente, con el cambio de turno, porque la médica de guardia estaba descansando, pero su hijo no resistió y falleció unas horas después.

El hecho ocurrió en la madrugada del lunes pasado cuando Marta advirtió que su hijo Sergio Ramón «Checho» Ríos (17) no estaba bien. Llamó al Hospital para que enviaran una ambulancia, ya que no cuenta con medios de movilidad para trasladarlo. El adolescente padecía daños neurológicos a raíz de un cuadro de meningitis neumocócica que tuvo a los seis meses de vida.

Marta, la mamá de «Checho», relató que «nunca atendieron mis llamados, así que lo envolví en una frazada, lo cargué y fui caminando hasta allá. Cuando llegué, todo estaba cerrado y con mi hija de doce años tuvimos que golpear las manos muchas veces para que los atiendan».

«Le pregunté por el médico de guardia porque mi hijo no estaba bien, pero me respondieron que la doctora estaba durmiendo. La enfermera le puso oxígeno y yo insistí por el médico. Cuando la enfermera volvió me dijo que la doctora le dijo que volviera con mi hijo a las 8.00 porque a esa hora entraba de guardia el médico que siempre lo atendía», agregó la mujer.

«Volví a mi casa y mi hijito lloraba, pero nunca supe qué era. Él no hablaba, sólo decía ‘mamá’ y golpeaba las manos para comunicarse», explicó Marta.

La mujer dijo que «Checho» murió en sus brazos y se preguntó «cómo es posible que una médica duerma en su guardia y cuando se la necesita te manda a tu casa. ¿Quién responde por la muerte de mi hijo, que pudo ser evitada?».

Marta decidió realizar una denuncia para que se investigue el hecho como una mala praxis. «En la comisaría de Itatí me tomaron una denuncia por homicidio culposo y la Municipalidad me mandó un cajón en mal estado para que lo pueda sepultar», dijo.

La mujer, que tiene otros tres hijos, pidió ayuda para que la Justicia investigue el hecho y determine la responsabilidad de la médica que decidió no atender a «Checho» para no interrumpir su descanso.