Murió Máximo, el niño de 7 años que esperaba un trasplante

0
59

El padre del pequeño Máximo Zelaya, confirmó a la redacción de www.radiosudamericana.com que su hijo dejó de existir esta tarde, a las 14:25 horas, en el hospital Garrahan de Buenos Aires, después de una dura batalla para conseguir un donante compatible de hígado. Su abuela pidió colaboración para trasladar su cuerpito de vuelta a la provincia, ya que desean despedirlo entre sus familiares.

Máximo Zelaya, el chiquito de siete años que se encontraba internado en el hospital Garrahan de Buenos Aires, falleció esta siesta, alrededor de las 14:25, según confirmó a Sudamericana el padre del niño. Necesitaba un trasplante de hígado urgente, debido a una afección al órgano que ya le había donado su padre cuando apenas era un bebé de siete meses.

Ahora, la familia espera que se aceleren los trámites y se pueda concretar el traslado del cuerpo del pequeño a la provincia, para poder realizar la despedida final con todos sus familiares y conocidos.

Fuente radio sudamericana