Misiones : Por rabia paresiante ganaderos pierden decenas de animales

0
192

Varios municipios misioneros vienen quedando en cuarentena en los últimos días por brotes de rabia paresiante. Si bien las autoridades sanitarias explicaron que la aparición de focos se da con mucha frecuencia en nuestra provincia, hay preocupación por las pérdidas que ya han tenido algunos productores. Y por la afectación a varios animales, como búfalos y equinos donde se constató el contagio. Se explicó que hay una intensa vacunación desde hace varias semanas y se pide a los productores inmunizar al ganado preventivamente. En tanto algunos municipios decretaron la suspensión de faena por posibilidad de registrar algún contagio de la enfermedad así como para resguardar la salud humana.

Ayer el productor ganadero de Concepción José Igoa, contó las pérdidas que ha tenido que enfrentar en estas últimas semanas con el brote de rabia paresiante en su región. “Yo ya voy perdiendo entre 35 y 37 animales, tengo que ver si no cayó alguno más. Ya hace casi un mes que les apliqué a todos la segunda dosis. Pero pasa que para que haga efecto la primera dosis deben pasar entre 15 y 21 días para que empiece a hacer efecto y las vacas que fueron mordidas en ese tiempo todavía pueden morir”, explicó en diálogo con El Territorio.

“La verdad que duele mucho perder los animales, te da ganas de llorar por la impotencia. Acá hay vecinos a los que también se le empezó a caer ganado. Yo ni bien me enteré empecé a avisar y a vacunar, después me confirmaron que era rabia”, comentó el ganadero.

Según explicó además de la vacunación los productores deben acatar la prohibición de mover su hacienda por la posibilidad de que el virus se propague. “La cuarentena para los animales es de un mes luego de aplicada la segunda dosis, recién ahí presentando los papeles se puede volver a mover hacienda. Está especialmente prohibido lo que es con destino a faena”, comentó Igoa.

Detalló que las pérdidas son grandes, especialmente para los pequeños productores. “Es una pérdida importante, por cada animal, hay que hablar más o menos de 50 mil pesos, yo tengo ganado brangus colorado. Es una pérdida grande”, remarcó.

El productor apuntó que un aspecto lamentable de la enfermedad es ver el sufrimiento que provoca el virus en los animales. “Las vacas se caen, no se pueden levantar, a veces pueden estar tres días hasta que mueren y en ese lapso vienen cuervos y le atacan los ojos”, explicó.

Vale recordar que desde el Senasa se indicó especialmente a los productores que no toquen a los animales por la posibilidad de contagio con el virus.

Por su parte el veterinario Julio Frette, que trabaja con el ministerio del Agro y la Producción y el municipio de Concepción agregó que se detectaron varios casos y siguen buscando al vampiro que transmite la enfermedad.

“Tenemos casos de rabia paresiante, atacaron a bovinos, equinos y búfalos. Se está vacunando con ayuda de los productores, las asociaciones ganaderas y el municipio. Salimos con técnicos y personal a vacunar en la colonia a los perros, porque pueden ser susceptibles de contagio”, explicó

Y remarcó “es un foco importante. En Santa María, que es un municipio vecino, también hay rabia. Es una enfermedad endémica de nuestra zona, siempre hay brotes y por eso es muy importante que los productores hagan la vacunación todos los años”.

Como dato de la magnitud de la enfermedad ejemplificó que entre dos productores grandes de ganado llegaron a contabilizar “más de 100 cabezas afectadas”.

Apuntó que se fueron encontrando con variados casos “fuimos también a ver a un productor chico que se le había caído el caballo y constatamos que era por rabia. Se hizo la búsqueda de la madriguera del murciélago, pero por ahora no encontramos”, comentó.

Recordó que hay peligro de contagio en toda la región y por eso piden a los pobladores tener cuidado de tocar algún animal con síntomas. “Se puede encontrar algún murciélago aleteando en el suelo y de ahí el peligro que los perros lo muerden y se pueden contagiar”, acotó.

Ayer ante la detección de un caso de rabia dentro del municipio de Salto Encantado se resolvió la prohibición de la faena de animales “en un radio de 10 kilómetros de Cerro Moreno y el ingreso de animales de la zona de control por un lapso de 60 días”.

Ganaderos de otras zonas explicaron que tenían vacunado a su rodeo por lo que descartaron complicaciones por la enfermedad.

Sugieren la vacunación preventiva del ganado

El médico veterinario, del Servicio Nacional de Sanidad Animal (Senasa), Gabriel Russo, explicó que actualmente hay varios municipios misioneros afectados por la aparición de casos de rabia paresiante.
Y ante la enfermedad y su posible expansión a otras zonas se aconseja a los productores ganaderos asegurar la inmunidad de sus rodeos con vacunación preventiva informando al Senasa. Recordó que históricamente toda la región de Misiones es una zona endémica donde la rabia paresiante está al constante acecho. También por esto piden a los productores estar atentos a detectar si hay nidos de vampiros (el animal que transmite la enfermedad) dando también aviso a los técnicos de la autoridad sanitaria animal.

“Hay varios departamentos que están con brotes de rabia paresiante. Apóstoles, Concepción, 25 de Mayo, Cainguas, Eldorado, Candelaria, San Javier, toda esa línea o región está con un frente endémico. Y ante ello estamos sugiriendo a la gente que vacune y si es posible que vacune preventivamente para proteger a sus animales”.

Explicó que tras la detección de casos de rabia paresiante, el Sensa decreta la inmovilización del ganado en la región afectada.

“Una vez detectada la enfermedad no se puede hacer movimiento de hacienda con destino a faena. Se puede mover invernada empezando la vacunación en origen y terminando en destino. Pero no para faena. Se intenta siempre minimizar las pérdidas ganaderas y evitar el compromiso con la salud pública pidiendo a la gente que no toque a los animales con síntomas”, comentó.

Y agregó “Tratamos de que el productor avise ni bien observe un animal con sintomatología nerviosa. Cada brote de rabia abarca un radio de 10 kilómetros de radio, en esa zona hay vacunación obligatoria pero también los productores cercanos pueden hacer una vacunación preventiva. Se inocula siempre avisando y con el registro del Senasa”. El veterinario recordó se trabaja junto a los productores para la localización de los refugios de vampiros comunes (Desmodus rotundus).