Misionero representará al país en el Mundial de paracanotaje

0
112

Se trata de Ariel Atamañuk, gendarme que en 2015 perdió ambas piernas luego de un accidente automovilístico. Es oriundo de Santo Pipó pero vive en Jesús María, Córdoba.

Hace solo seis meses se subió a un kayak para competir por primera vez y hoy viste la celeste y blanca en el Mundial de paracanotaje que se desarrolla en República Checa. La historia de Ariel Atamañuk es una de esas que merece ser contada. 


El 14 de marzo de 2015, este cabo primero de gendarmería, oriundo de la localidad de Santo Pipó, manejaba un micro repleto de compañeros en Córdoba cuando ocurrió un siniestro entre tres vehículos que tuvo como resultado un agente fallecido y al menos quince heridos, con lesiones de distinta consideración. 
 
Ariel fue uno de los heridos. Como consecuencia perdió sus piernas. En aquel entonces, las autoridades nacionales y de la fuerza destacaron su labor para evitar que hubiera más víctimas fatales.
 
Acompañado incondicionalmente por su esposa, Viviana Marisel Cabrera, Ariel comenzó su proceso de recuperación y hace seis meses se subió a un kayak. En su cabeza no se cruzaba que esa jugada lo iba a poner como uno más en el equipo nacional de paracanotaje que iniciará hoy su camino en el Mundial de República Checa. 
 
“Jamás imaginé que en seis meses estaría corriendo en un Mundial”, señaló Ariel, desde República Checa, en diálogo con PRIMERA EDICIÓN. El gendarme, que vive en Jesús María (Córdoba) hace ocho años, llegó hace más de veinte días a la ciudad checa de Racice. 
 
“Después arribó el equipo completo”. El  entrenador es Alejandro Druziuk. En kayak participarán Marcos Domínguez de Concepción del Uruguay, Brenda Sardon de Bolívar y Ariel. En canoa hawaiana participará Matías Passarello de Baradero. 
 
“Estoy muy contento, este es un condimento a la nueva vida, al esfuerzo diario que hacemos con mi esposa Viviana para mi rehabilitación y entrenamiento. Todo se lo debo a ella ya que no me deja caer nunca y me alienta a seguir aprendiendo y progresando en la vida. Ella es mi pilar fundamental y realmente no hubiera logrado recuperarme como lo hice ni logrado todo lo que logré sin su apoyo”, señaló Ariel. 
 
Un misionero en Jesús María
Ariel contó que hace ocho años vive en la ciudad de Jesús María, Córdoba, con su señora quien es oriunda del Chaco. “Nos sentimos realmente parte de la sociedad de Jesús María. La Municipalidad y la gente siempre colaboran para que yo pueda participar en competencias en varias provincias del país”.
 
Para poder entrenarse, Ariel recorre los 90 kilómetros que separan Jesús María de Villa Carlos Paz, lugar donde está el lago en el que se entrena. 
 
“Todo lo hacemos a pulmón. Mi institución, Gendarmería, me apoya en todo y en conjunto con el Ministerio de Seguridad de la Nación, encabezado por la ministra Patricia Bullrich, hicieron posible que hoy esté acá ya que cubrieron todos los gastos, míos, de mi esposa y de mi entrenador de Carlos Paz”, dijo Ariel quien agradeció la colaboración que recibe pero señaló que “para los entrenamientos y movimientos deportivos internos nos movemos a pulmón y corremos con todos los gastos, pero mientras se pueda seguiremos dando lo mejor”. 
Fuente Diario Primera Edicion