Macabro: tenía 17 gatos enfermos y varios en bolsas en el freezer

    0
    174

    La Policía de la Ciudad rescató varios felinos que se encontraban en condiciones de hacinamiento y con falta de higiene en un departamento del barrio de Villa Crespo y halló 7 animales muertos en la heladera.

    Las imágenes son impactantes, y el testimonio de los efectivos que allanaron la vivienda de Villa Crespo no dejan lugar a la imaginación. En las últimas horas unos 17 gatos que se encontraban en condiciones de hacinamiento y con falta de higiene fueron rescatados en un edificio de ese barrio porteño, mientras que se hallaron 7 animales muertos en la heladera.

     

    El allanamiento en el inmueble de la calle Thames al 90 fue realizado por personal de la División Investigaciones Delictivas y Operaciones Especiales de la Policía de la Ciudad en conjunto con el Cuerpo de Investigaciones Judiciales.

    Registros del horror

    Luego de una investigación, en el marco de una causa que lleva adelante la Unidad Fiscal Especializada en Material Ambiental, a cargo del doctor Carlos Roleto Santurián, los efectivos porteños encontraron en el interior de la vivienda unos 17 gatos, 14 adultos y 3 crías, con un evidente estado de salud deteriorado, varios de ellos con estados infecciosos visibles.

    A su vez, se encontraron dentro de un freezer cinco cadáveres de gatos y dos más en el interior de la heladera, todos en bosas.

    La Fiscalía Penal Contravencional y de Faltas Número 40 dispuso el secuestro de los cadáveres para ser llevados al Instituto Pasteur con el objetivo de practicarles las autopsias correspondientes, como así también el rescate de los animales que estaban con vida quienes fueron derivados a dos fundaciones de protección, Salvando Vidas y Colitas Rescatadas.
    Además, se dejó una consigna policial en la puerta de la vivienda para esperar a la propietaria y proceder a su detención. La causa tramita en el Juzgado Penal, Contravencional y de Faltas Número 15, a cargo de la doctora Araceli Martínez.

    En el procedimiento también participaron médicos veterinarios policiales y personal de la Agencia de Protección Ambiental y del Ente de Higiene Urbana del Gobierno de la Ciudad.