Los misterios de la Gruta India

0
41

El clima de esta semana hizo que cada uno de los misioneros pensara en agua, arroyo y pileta. No está nada mal juntar unas cuantas cosas en una mochila y disfrutar de algún arroyo en un punto de la provincia.

Ubicada a unos seis kilómetros de la ruta nacional 12, a la altura del paraje Tres de Mayo, municipio de Garuhapé, la Gruta India se erige como una opción refrescante para el caluroso verano.

El Complejo Municipal Gruta India se inició a finales de los 60, cuenta con una superficie de poco más de cinco hectáreas, de las cuales conservan en su totalidad la selva nativa. Esta superficie es relativamente escasa teniendo en cuenta la importancia de la belleza natural y la poca distancia que exige entre la gruta y el salto del agua.

Actualmente el parque cuenta con energía eléctrica y expendio de bebidas, el lugar está diseñado para aquellas personas que gustan de acampar y disfrutar de su belleza y pileta natural. El acceso es un camino terrado de unos seis kilómetros en dirección hacia el río Paraná.

Para llegar al lugar, quienes decidan viajar en colectivo, deben hacer parada en Garuhapé y tomar un remís hasta la Gruta, ya que los coles no paran en esa zona de la ruta.

Una vez realizado el trayecto en auto desde la ruta hasta el camping, el turista se encontrará con Alcides Benítez, más conocido como Chito, quien es el encargado del espacio y además vive en el lugar.

«La verdad vivir acá da mucha paz», dice Chito, que realiza una invitación tentadora. «Tienen que venir a ver la tranquilidad que hay».

Para ingresar al predio hay que abonar una módica suma de 30 pesos y quienes lleguen con sus propios vehículos pagarán 50 pesos de estacionamiento.

«Hay cabañas y totalmente equipadas con aire acondicionado, termotanque, cocinita eléctrica, cubiertos, mesas, silllas y una parrilla frente de cada cabaña. Todas tienen baños individuales», explicó el encargado del lugar.
Para quienes deseen pasar la noche es una buena alternatica ya que las cabañas tienen capacidad para cuatro y seis personas, a un costo de 800 pesos la noche. Para las cabañas que son un poco más grande, ya para ocho personas, se abona la suma de 1500 pesos.
«Aparte hay sector para acampar que está 200 pesos por día. El camping tiene baños con agua fría y caliente en la ducha, también tienen parrillas», explicó Chito, que también comentó que en el lugar hay una cantina con venta de comidas rápidas y bebidas, ideal para quienes no quieren perder mucho tiempo almorzando o cenando.
La Gruta Tres de Mayo, más conocida como Gruta India, tiene una historia poco conocida, al igual el nombre adoptado por todos.
Hace muchos años atrás un grupo de nativos misioneros se instaló en la gruta cuando se desplazaban por el Alto Paraná.
Estos habitantes eran portadores de un bagaje intimidante asociado a las actividades típicas de un grupo nómade, como caza, pesca y la recolección (guaraníes).
En un principio la gruta fue ocupada solamente en su lado izquierdo por un pequeño grupo, los que es evidente, por el hallazgo de material líticos, oseoconchíferos, como también de fogones y restos humanos en esa parte de la gruta.
Más adelante, sin tener muchas precisiones, se infiere que o se amplió el grupo humano o se vio fortalecido por nuevos habitantes que poseían una misma tradición cultural. Este grupo humano ya más numeroso continuó trabajando la piedra y el hueso, perfeccionando sus técnicas, viviendo siempre de la caza, pesca y recolección, para entrar en contacto en su última fase con grupos ceramistas.
Todavía no se ha podido precisar el tiempo que permanecieron estos grupos en la Gruta India, pero si se pudo establecer que durante su asentamiento, los habitantes se dedicaron a numerosas tareas identificados por los innumerables vestigios hallados durante las excavaciones realizadas y que actualmente se encuentran en el Museo de la ciudad de la Plata, provincia de Buenos Aires.
A finales de la década de los 60 se comenzaron por las primeras obras de infraestructura, ya como parque municipal. Se construyeron escalinatas de acceso a la gruta y saltos, sanitarios y vivienda de encargado del cuidado del parque.
En 1965 la arqueóloga Rizzo extrajo muestras de las excavaciones realizadas en la Gruta India, fueron identificadas como restos óseos de Tapirus terrestres. Y en 2005 fueron fechadas a través del proceso de calibración de la edad radiocarbónica para transformar la edad de años C-14 a años calendarios.
«En realidad no se llama Gruta India, se llama Gruta Tres de Mayo, quedó el nombre de India por la historia de los guaraníes que vivían antes ahí», expresó Claudia Feldmann, directora de cultura de la Municipalidad de Garuhapé.
En el mismo predio de la Gruta India también se puede disfrutar del Salto Tres de Mayo, que mide aproximádamente 5 metros y es formado por dos cascadas que dejan caer el agua en una gran pileta natural, No se debe caminar mucho ni salirse del complejo para disfrutar de ambos atractivos, «todo está en el mismo predio», explicó Feldmann.
Además quienes visiten Garuhapé no sólo pueden disfrutar de la gruta y el salto, ya que el municipio cuenta con diversos atractivos para disfrutar más de una sola vez. «No creo que un sólo día alcance para conocer todo», dice la directora de Turismo, que enumera los diferentes puntos a visitar.
«Está la Cueva del Yaguareté, a unos 5 kilómetros del centro», comentó la directora  e indicó que se trata de un camping que cuenta con piletas naturales de agua de arroyo, espacios para acampar, sanitarios y parrillas.
El balneario sobre el arroyo Garuhapé está ubicado sobre la ruta nacional 12, a un costado del puente sobre el arroyo Garuhapé.
Es un espacio donde también las familias o amigos pueden quedarse a acampar ya que posee un amplio parque con parrillas, servicio de comidas rápidas, bebidas frías, energía eléctrica, baños instalados, salón de eventos y canchas de fútbol.
Hoy se realiza el Gran Festival de Talento Porque Tú Vales en el balneario. La gente participa con sus talentos como números artísticos y al final también habrá un sorteo para seis personas en la Gruta India. También el público puede venir y disfrutar del evento sin participar», explicó Feldmann.
Otro espacio para la recreación y descanso es el Club de Pesca Garuhapé, que está a orillas del río Paraná y a 200 metros de la desembocadura del arroyo Garuhapé, con un recorrido de cinco kilómetros sobre ruta provincial 220. El camino es terrado, pero es un excelente lugar para camping y pesca. Posee un salón de eventos, servicio de comida rápida, bebidas, energía eléctrica y alquiler de botes para pesca.
El Camping Tropical es un predio con exuberante naturaleza y con espacio de 500 metros de camping sobre el arroyo Garuhapé. Es un lugar especial para las personas que quieran disfrutar del sonido de la naturaleza y darse un chapuzón en los días de calor, tiene una cantina variada, espacios para acampar, parrilas, mesas de pool, quinchos y está prohibido ingresar con equipos de música.
La invitación está hecha, sólo queda agarrar la mochila, juntar unas cuantas cosas y viajar a Garuhapé.
Fuente diario el territorio