Lograron despejar la ruta y el alivio llegó en la frontera entre Mendoza y Chile: comenzó el regreso de los varados

0
181

“De los 450 que había varados ya están bajando los últimos 60 con la ayuda del Ejército, Gendarmería y la patrulla de rescate de la Policía. Ahora, se hacen tareas de reconocimiento para verificar que no queden personas en la zona de contingencias”, confiaban a Infobae desde el comité de crisis de Mendoza este domingo. Es que, pasadas las 15, el alivio llegaba a los varados, y también a los rescatistas.

La noche había sido dura para todos a unos pocos kilómetros del Paso Internacional Cristo Redentor, donde debieron afrontar hasta temperaturas cercanas a los -20 °C. “No era bueno el panorama”, reconocieron las fuentes consultadas por este medio.

Pese a que las nevadas intensas seguirán este domingo y el lunes, esta mañana todo comenzó a despejarse cuando una máquina de Vialidad Nacional logró liberar la calzada y abrir una brecha para que salieran los camiones que bloqueaban la ruta internacional 7 en el sector de la Curva de la Soberanía.

Néstor Majul, subsecretario de Relaciones Institucionales del Ministerio de Seguridad de Mendoza, dijo: “Fue una tarea que pensábamos que nos iba a demandar muchas horas y se logró en muy poco tiempo”. Y contó que la “prioridad era sacar a la gente con los camiones del Ejército y la oruga de Gendarmería, pero después se pudieron también movilizar los vehículos”.

El funcionario advirtió: “De todas maneras, por cuestiones meteorológicas, el Cristo Redentor seguirá cerrado al menos hoy y mañana”.

Así, decenas de camiones, micros y autos particulares que habían que quedado varados en la ruta internacional que une Argentina con Chile por Mendoza, tras un intenso temporal de nieve y viento blanco que se registró en ambos lados de la cordillera de Los Andes y que produjo el cierre del paso internacional Cristo Redentor ayer al mediodía, lograron continuar camino.

En uno de los micros liberados estaba Carla Cabrera, una joven estudiante argentina que viajaba de Mendoza a Santiago de Chile junto a su madre en micro y vía WhatsApp había contado a Infobae cómo fue la noche ante los -20°C. Este domingo por la tarde volvía a Uspallata, enojada porque la empresa de transporte les avisó que no les devolvían el dinero del pasaje por el gasto de combustible: “Como si nos hubieran regalado un viaje a la nieve”, ironizó.

La oruga de Gendarmería, clave para rescatar a los varadosLa oruga de Gendarmería, clave para rescatar a los varados

Y relató cómo fue que pudieron seguir camino, no hacia Chile sino de vuelta a Mendoza: “En un camión oruga nos llevaron hasta un punto donde nos recogió la Gendarmería, íbamos a la intemperie. Nos bajaron en Punta de Vaca, nos dieron algo caliente, mantas, había médicos y luego se tomó la decisión, desde la empresa que me llevaba, de que regresáramos a Mendoza por la nevada”.

Lo cierto es que un comité de crisis, integrado por distintos organismos junto a la patrulla de rescate, trabajó para evacuar a los varados y despejar la ruta internacional luego de que las adversas condiciones climáticas provocaran que decenas de camiones, micros, trafics y autos quedaran atrapados en la alta montaña ante situaciones meteorológicas extremas.

Camiones varados por el temporal de nieve. Fuente: Asociación de Propietarios de Camiones de MendozaCamiones varados por el temporal de nieve. Fuente: Asociación de Propietarios de Camiones de Mendoza

El operativo de rescate se vio complicado porque dos camiones de carga se rozaron y quedaron cruzados en forma de tijera, cortando el paso a la altura de la curva de La Soberanía, entre las localidades de Uspallata y Las Cuevas, indicaron fuentes de Vialidad Nacional, que continuaba con las labores de limpieza del camino y este mediodía había logrado retirar a otros cinco vehículos de gran porte que también obstruían la calzada.

Sobre el operativo, el jefe del Centro de Fronteras, comandante de Gendarmería Justo José Báscolo, relató a Canal 9 que los vehículos que estaban en condiciones mecánicas iban a seguir camino “con un escolta y en forma encapsulada hasta la localidad de Uspallata”. Mientras que quienes no se pudieron movilizar en sus vehículos fueron asistidos por Gendarmería para iniciar el traslado hasta Polvaredas, donde allí los esperaban colectivos para bajar a la villa de Uspallata.

Muchos de los varados fueron asistidos por camiones del EjércitoMuchos de los varados fueron asistidos por camiones del Ejército

Uno de los primeros vehículos en llegar a la villa de Uspallata, cerca del mediodía, fue un micro dispuesto por las autoridades del comité de crisis y a los turistas se los recibió y atendió en el centro cultural de la Municipalidad de Las Heras brindándole asistencia y refrigerios. Varios de los turistas varados eran personas que estaban haciendo turismo interno en la alta montaña.

En Chile la situación también era complicada con centenares de vehículos que quedaron varados en el paso fronterizo Los Libertadores por el temporal y debieron ser asistidos.

Anoche, las condiciones climáticas fueron muy adversasAnoche, las condiciones climáticas fueron muy adversas

Las autoridades aconsejan no subir hacia alta montaña y el tránsito solo está habilitado hasta Potrerillos, restringido camino a Vallecitos, mientras que respecto a la Ruta Provincial 52, solamente se podrá acceder hasta el hotel de Villavicencio.

Fuente infobae