Lo mordió un yacaré y tuvieron que hacerle una cirugía reconstructiva

0
96

Un joven de 23 años que cazaba yacarés en una isla cerca de la localidad de Empedrado resultó con graves heridas tras ser atacado por uno de ellos cuando intentó trasladarlo hasta la ciudad.

El hecho ocurrió alrededor de las 19.30 del sábado pasado, cuando un llamado de la Prefectura alertó a personal del Hospital Jaime Dávila. El individuo debió ser socorrido y derivado al Hospital Escuela General San Martín de la capital correntina.

La persona en cuestión perdió varios dientes y debieron realizarle una cirugía reconstructiva.

“Recibimos una llamada al 107 de la guardia de que una persona por parte de Prefectura diciéndonos que hubo un accidente cuando una persona estaba cazando un yacaré que lo estaban trayendo de la isla, entonces un móvil del hospital se acerca hasta la subprefectura de Empedrado”, indicó el director del Hospital de Empedrado, Javier Maldonado.

“Recibimos al hombre con heridas importantes en la zona del rostro, específicamente en la boca y la médica de guardia se comunicó con la red de traslado donde se transmite el turno al Hospital Escuela, que es nuestro centro de derivación de trauma. Se lo derivó para que se le realizara una cirugía maxilofacial que se le hizo ese día (sábado). Ahora está cursando una internación ambulatoria con medicación y el hospital lo asiste con curaciones correspondientes. Se encuentra en su domicilio por protocolo de seguridad por casos de covid”, comentó el médico.

Además, aseguró que en ningún momento corrió riesgo su vida porque no afectó ninguna zona comprometida. “Sus signos estuvieron estables y se comunicaba de la forma que podía”, dijo.

Los posibles motivos del ataque

Desde el Centro de Conservación Aguará indicaron que es inusual que ocurra este tipo de situaciones porque el yacaré no es una especie agresiva.

“Es atípico porque son animales silvestres y eso hace que sean impredecibles pero porque son animales silvestres por más de que sus características normales no sean de agresividad”, indicó el director del Centro, Daniel Segovia.

Si una persona se acerca de forma temeraria a un lugar donde hay un animal silvestre, va a responder porque se siente invadido en su territorio o área de seguridad, pero si no es así, es extraño que ataque”, explicó.

Asimismo, insistió en que puede suceder por dos cuestiones cuando un hombre invade el territorio animal o bien porque justo pueda estar con alguna patología que lo vuelva agresivo.

Con información de El Litoral.