La Agencia Nacional de Seguridad Vial pidió que le suspendan la licencia de conducir a Luciano Castro por el video con sus hijos: “Todo lo que está mal”

0
142

El actor Luciano Castro, de 47 años, se expuso públicamente al compartir un video que grabó su propia novia, Flor Vigna, que muestra a sus hijos menores viajando de manera insegura a bordo del auto. La acción tenía como fin mostrar un momento de “dispersión” familiar, con el nuevo tema musical de la cantante de 27 años, y la Agencia Nacional de Seguridad Vial se hizo eco del video y pidió que se le suspenda la licencia de conducir.

El pedido formal fue realizado por la entidad al Municipio de Vicente López, por la peligrosa acción del actor frente al volante, que puso en riesgo la vida de sus hijos y la de terceros, de ocurrir un accidente. “Con este video, Luciano Castro quiso compartir un momento de felicidad en familia”, expresó el Director ejecutivo de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, Pablo Carignano, a través de las redes.

“Pero, sin proponérselo, nos dio pie para señalar todo lo que está mal en términos de seguridad vial”, explicó el directivo. “Quizás, pueda servirle a Luciano y a sus seguidores para pensarlo dos veces la próxima vez”, sostuvo sobre el actor que se veía sonriente, mientras manejaba.

“La Ley de Tránsito exige que los menores de edad vayan en el asiento de atrás, con un dispositivo de retención infantil o con el cinturón de seguridad según su edad y talla”, señaló Carignano en el texto. “Acá, el varón va suelto y la nena va parada sobre el respaldo de los asientos delanteros, sacando su cuerpo por el techo”, describió el director.

Ante esta referencia, Carignano sostuvo que “un choque o una frenada brusca podrían haber generado una tragedia”. De este modo, el directivo consideró que “Luciano Castro, en lugar de prestar atención al camino, enfoca su mirada en el celular de su acompañante, haciendo gestos de aprobación, sonriendo, etc”, indicó sobre la reacción del actor hacia su novia, Flor Vigna“Los buenos conductores sólo conducen (lo que requiere toda la atención) y no filman cortometrajes arriba del auto”, sostuvo el titular de la agencia vial.

Lamentablemente, no se salvó ni el perro: los animales no se transportan sueltos, deben ir sujetos con pretales o en jaula, porque pueden pasarse adelante, entorpecer al conductor, o en caso de siniestro ser una masa que por la inercia de la desaceleración se transforma en algo letal para los ocupantes”, señaló Carignano acerca de una costumbre habitual entre quiénes llevan mascotas.

“Sin dudas, todo esto que acabo de escribir puede a muchos resultarles un embole”, consideró el director y añadió: “sucede que, por el trabajo que hago, veo todos los días a nenes y nenas sufrir en sus cuerpos las consecuencias de malas decisiones de los adultos”, enfatizó. “Por eso, Luciano y todos lo que vean el video, les ruego que eviten generar un riesgo innecesario para sus hijos. Abajo del auto, a jugar. Arriba, a cuidarse”, rogó el titular de la agencia