Le quiso tirar un vaso de vidrio a su novia para lastimarla y le pegó al censista

0
194

Durante la mañana de hoy, una censista que estaba realizando las encuestas del Censo 2022 en Villa Udaondo, partido de Ituzaingó, fue golpeada por un vaso de vidrio arrojado por un joven que se había enojado con su novia porque la chica había dejado pasar a la encuestadora al baño.

El violento episodio que ocurrió en el Oeste del Conurbano bonaerense terminó con la censista teniendo que ser primero asistida en el lugar y luego trasladada a un centro de salud a causa de las heridas, y con el agresor demorado por la Policía y con una causa abierta por violencia de género.

De acuerdo a algunos testigos, tres censistas concurrieron a una vivienda en Villa Udaondo para realizar su trabajo. Allí las recibió una chica de 16 años, cuya identidad y dirección se preservan por ser menor de edad.

Una vez cumplido el trámite, una de las encuestadoras abocadas al operativo organizado por el INDEC le pidió a la joven poder ingresar a la vivienda unos instantes para ir al baño, petición a la que la dueña de casa accedió inmediatamente.

Pero, una vez adentro, se encontraron con la furia del novio de la adolescente, un chico de 18 años que recién se había levantado y reaccionó violentamente al salir de su habitación, recriminándole a los gritos a su pareja por lo que había hecho: “Por qué las dejaste entrar, no ves que nos pueden robar”.

No contento con la agresión verbal, el muchacho luego agarró un vaso de vidrio que encontró a mano y se lo arrojó desde varios metros de distancia a su novia, quien consiguió esquivarlo con un rápido movimiento.