Legisladores de Mendoza se recortaron el sueldo para crear un fondo contra el coronavirus

0
197

En la primera sesión por videoconferencia de la historia de la provincia, senadores y diputados de Mendoza aprobaron rebajarse el salario a $50.000 pesos, en línea con lo que había dispuesto el gobernador Rodolfo Suárez para el Poder Ejecutivo, en el marco de la emergencia sanitaria y económica por desatada por la pandemia del coronavirus. Suárez había decretado el recorte de salarios de funcionarios de su Gobierno -a excepción de los del Ministerio de Salud y de Seguridad- para poder destinar esa ahorro a la compra de insumos sanitarios. En la sesión transmitida por Internet, se aprobó una resolución para que el Poder Legislativo provincial pueda garantizar su funcionamiento mediante el uso de plataformas de TICs adecuadas «que permitan el desarrollo de las sesiones en línea, teniendo en cuenta la gravedad de la situación imperante». El presidente de la Cámara de Diputados mendocina, Andrés Lombardi, destacó la posibilidad que dan las nuevas tecnologías de «seguir conectados, trabajando». «Todos sabemos que estamos en una situación inédita para el mundo, una pandemia que nos ha llevado al aislamiento social, preventivo, que no sabemos cuánto tiempo va a durar, pero que sabemos que los cambios que va a generar tanto en la economía como en la forma de relacionarnos, van a ser profundos y muy importantes», resaltó. El estado de Mendoza, la provincia argentina con más legisladores, pagó en 2019 casi $ 14 millones en salarios de los 86 diputados y senadores, que ya cobran unos $ 160.000, según el bono de sueldo que mostró en septiembre pasado el senador del FIT Lautaro Jiménez. Esa cifra, multiplicada por los 86 legisladores, da 13.760.000 pesos, a lo que hay que sumar cargas sociales y otros impuestos, informó el Diario de Los Andes.

Días atrás, el gobernador había decretado una reducción de sueldo a un máximo de 50.000 pesos para casi todos los funcionarios públicos de su jurisdicción a fin de aumentar los recursos disponibles en la lucha contra el nuevo coronavirus. «Dada la situación que estamos viviendo, en el día de ayer [23 de marzo] firmé el decreto N⁰ 434, en el que he decidido que los funcionarios políticos del Gobierno de Mendoza cobrarán sus sueldos hasta la suma de 50.000 pesos en el mes de marzo», informó el gobernador desde las redes sociales. La iniciativa alcanza a unos 260 empleados de la administración pública de Mendoza, que en el mes de marzo cobrarán el monto estipulado por el gobernador. El resto de su sueldo será destinado a una cuenta especial «cuyo destino exclusivo será la compra de insumos para la emergencia sanitaria, así como la emergencia económica que esto genera», reseñó Suárez. Posteriormente, el gobernador invitó a los funcionarios del Poder Legislativo y Judicial a seguir esta disposición, que también puede extenderse a «funcionarios constitucionales, directores y gerentes de empresas del Estado, entes reguladores e inclusive a empleados públicos con altos sueldos». El recorte del salario permitirá crear un fondo público de unos 40 millones de pesos con los que se podrá aumentar los recursos paliativos para hacer frente a la pandemia. Con un aumento de 117 casos confirmados de COVID-19 en las últimas 24 horas, el número de personas contagiadas con el nuevo coronavirus (COVID-19) llegó a 502 en Argentina, de las cuales ocho fallecieron. De los 117 nuevos casos, 21 corresponden a la ciudad de Buenos Aires, 30 a la provincia de Buenos Aires, 22 a Santa Fe, 15 a Córdoba, 12 a Chaco, 5 a Santa Cruz, 4 a San Luis, 3 a Entre Ríos, 2 a Tucumán, 1 a Mendoza, 1 a Neuquén y 1 a Tierra del Fuego. En la provincia de Mendoza el total de contagios asciende a 5 confirmados.

Fuente perfil