Le vendió un «aromatizador»: era una cámara para espiarla en el baño

0
85

Una historia de películas sucedió en la ciudad de Goya donde un pervertido le ofreció a una joven un dispositivo que rociaba desodorante de ambiente cuando percibía un movimiento, a través de un sensor.

El hombre le explicó a su víctima que debía colocarlo en el baño para ver si funcionaba cuando se active con el vapor de la ducha.

Al no tener el resultado esperado, la mujer revisó su interior y se encontró con lo peor: tenía una cámara, una batería y un sensor con wifi. Así,  comprobó que el sujeto la vigilaba mientras se bañaba.

 

La policía realizó allanamientos en la casa del hombre de 32 años y encontraron cámaras y dispositivos similares. Sin embargo el acusado fue liberado pocas horas después de haber sido detenido.

Hasta el momento son dos las denuncias contra este hombre y la policía investiga otras posibles víctimas.

FUente radio sudamericana