Le robó $150 mil, escapó y luego lo llamó para decirle que “era broma”

0
209

Un sugestivo episodio se registró en las últimas horas en la Zona Centro provincial, donde un contratista denunció el robo de su camioneta y 150 mil pesos en efectivo.?La Policía inició entonces una investigación pero, en medio de la misma, la propia víctima llamó para informar que   todo había sido una “broma”.


La historia se inició alrededor de las 21.20 del último martes sobre calle Garabí de Oberá, en el denominado “Kilómetro Cero”, hasta donde arribó la víctima, de 33 años, oriunda de Colonia Guaraní, al mando de una camioneta Toyota Hilux.
 
Según pudo saber PRIMERA?EDICIÓN, el sujeto aparentemente llegó hasta ese escenario con intenciones de “cerrar”?un negocio por la venta de un camión. Es por ello que, junto a documentos y otros papeles, también tenía 150 mil pesos en efectivo.
 
Siempre al decir del denunciante, apenas se bajó de su camioneta fue interceptado por el mismo hombre con el que encararía el negocio. Ese sujeto portaba un cuchillo y se lo apoyó sobre el flanco izquierdo del abdomen. Entonces apareció en escena un cómplice del sujeto, quien se subió a la Hilux de la víctima y aceleró hasta perderse en la oscuridad. 
 
Se llevó así el dinero, los documentos de una chacra, de dos vehículos, además de un teléfono celular. El restante delincuente se subió a una Ford Ranger blanca, sugestivamente “ploteada” con el isologotipo de Vialidad Provincial y también escapó.
 
Un desenlace impensado
El contratista no tardó en dar aviso a la Policía provincial sobre lo sucedido. Brindó características particulares de los delincuentes e incluso identificó a uno de ellos, con quien iba a hacer el negocio. Efectivos de la Unidad Regional II iniciaron entonces un operativo de proporciones. 
 
Hasta allí, un robo “común”, por así decirlo. Sin embargo, la historia tomó otra dirección alrededor de la 1.20, cuando la víctima volvió a comunicarse con la Policía para realizar una insólita ampliación de su denuncia.
 
Llamativamente, el hombre contó a los investigadores que minutos antes había recibido un llamado telefónico de un amigo, quien a su vez le contó que había entrado en contacto con el supuesto ladrón. Este, en otras palabras, le había dicho que todo había sido parte de “una broma”.
 
El presunto delincuente agregó que había dejado abandonada la camioneta en el kilómetro 970 de la ruta nacional 14, en San Vicente, hasta donde efectivos de la comisaría seccional Segunda de esa localidad llegaron y confirmaron la veracidad de la versión.
 
Ante el inusual episodio, detectives de la fuerza iniciaron una investigación ordenada por el magistrado Horacio?Heriberto Alarcón, titular del Juzgado de Instrucción 2 de Oberá, a los fines de establecer el sugestivo trasfondo detrás de lo ocurrido. En ese sentido, las hipótesis se multiplicaban anoche, al cierre de esta edición, mientras continuaba la búsqueda de los “comediantes”.
Fuente diario Primera Edicion