La muerte de dos caballos vuelve a poner en la mira a las carreras

0
140

Dos caballos que participaban en la Copa Challenger, una de las carreras más importantes del país, que este año se realizó en San Francisco (Córdoba), murieron y se inició una investigación judicial para conocer la causa de la muerte y si hubo maltrato animal por uso de drogas.

Uno de los caballos que falleció se llamaba Emperador y pertenecía al stud Don Nicéforo de Leandro N. Alem de nuestra provincia. PRIMERA EDICIÓN dialogó con Manuel Prestes, parte del stud, quien explicó que “del stud participaron varios caballos y uno falleció, hicieron su desempeño, pero no ganaron, la comisión del Jockey Club hace la denuncia por la muerte de estos dos caballos, uno era de Santiago del Estero y el de Misiones. Los veterinarios del Jockey y dos profesionales más hicieron las autopsias y les sacaron muestras a ambos para saber las causas de la muerte. Se hicieron actas, fotos, videos, se llevó todo a analizar y es parte de investigación”, explicó.

Prestes contó que el stud es parte de su familia desde la década del ‘80 y “tenemos varios equinos que pertenecen a varias personas, ellos los traen y acá los cuidamos, hay caballos de gente de Ituzaingó, Corrientes, Guaraní, Oberá, lo dejan a nuestro cuidado y se los entrena y corren. Esta carrera, en la que corren los mejores del país, no se hacía desde el 2019 obviamente por la pandemia. Emperador -el caballo que murió, tenía cuatro años y medio, venía ganando, había corrido cuatro veces y ganó las cuatro, una semana antes estuvo con fiebre y después dijeron los veterinarios que lo atendían que estaba apto para correr, esto es algo que puede pasar, no es lo ideal, pero puede pasar, es la primera vez que nos pasa a nosotros”, contó Prestes.

También indicó que los otros tres caballos que viajaron para esta carrera “están bien, dos de ellos ya habían corrido cuando ocurrió lo de Emperador, entonces el último no lo hizo”, indicó.

Contó también que “estamos esperando los resultados de las muestras de sangre que se tomó y creo que también de tejido de los animales que murieron. Todo está en manos de la Justicia que determinará cuál fue la causa de la muerte y después de eso también determinará responsabilidades”, explicó.

La muerte de ambos equinos provocó conmoción en la comunidad de San Francisco y volvió a poner en discusión si son eventos donde el animal sufre maltrato.

Incluso, el diario El Periódico publicó que la presidente de la Fundación Bio Animalis, Gretel Monserrat, será querellante particular con el fin de colaborar con la fiscalía para que se investiguen las causas de la muerte de los animales. “Siempre trato de guardar mi opinión personal y tratar de actuar como abogada, pero lo del domingo (pasado) fue lamentable. Ya está realizada la denuncia, hay secreto de sumario y una investigación que se está llevando adelante. Por eso no es conveniente hacer referencia al tema, pero obviamente desde la Fundación Bio Animalis vamos a defender los derechos de las víctimas que son los animales”, dijo a ese medio cordobés.

Además, indicó al mismo medio que “puede llegar a haber maltrato animal si se determina que los caballos recibieron sustancias prohibidas”.

Historia repetida

Muerte súbita habían sufrido, supuestamente, tres caballos que habían participado de la 4ª Edición de la Copa Challenger en el Hipódromo General Belgrano de Posadas en 2016. Tras ese hecho las ONGs protectoras de animales denunciaron penalmente a los organizadores, no sólo por presunto maltrato animal sino también por supuestas apuestas clandestinas.

Los proteccionistas en ese entonces pidieron medidas urgentes para saber si los equinos murieron por sobredosis de estimulantes, que es lo mismo que están pidiendo la Fundación Bio Animalis en Córdoba, ya que es parte de la querella. La abogada de la fundación explicó que como el mismo hipódromo radicó la denuncia, ellos debieron hacer lo mismo para participar de la investigación.

Cinco años después de aquel incidente donde tres caballos murieron en el Hipódromo de Posadas, ahora vuelve a ocurrir algo parecido, pero en Córdoba. Habrá que esperar y ver si la Justicia logra dilucidar las causas.

Fuente primera edicion