La gestión de Valdés, bajo la lupa de la Justicia Federal por una obra que se cobró pero no se terminó

0
869

Si bien la gestión de ECO todavía festeja los resultados electorales, al gobernador no le haría mucha gracia la investigación que inició la Justicia Federal para conocer todos los detalles del canal en el arroyo Huajo. Es que dicha obra, anunciada con bombos y platillos por el Gobierno provincial e incluida en el Plan Belgrano, jamás fue concluida en su totalidad. Además, la empresa privada MECAR S.A. recibió el pago completo, tras el envío de unos 40 millones de pesos que hizo el Gobierno de Macri al de Valdés.

Fue la propia viceintendente de Paso de la Patria, Alba Vázquez, quien reconoció las falencias en la obra de infraestructura. Lo hizo el año pasado, cuando suspendieron a Osnaghi de su cargo y ella tuvo que asumir como titular de la comuna.

Cabe mencionar que la canalización del Huajo tenía el objetivo de solucionar problemas hídricos en la villa turística, pero evidentemente las cosas no resultaron como las esperaban los vecinos. En mayo del año pasado el gobernador Valdés festejó y destacó la concreción de los trabajos con una conferencia oficial en Casa de Gobierno, a la que incluso asistieron autoridades de Nación, pero apenas seis meses después quedó en evidencia la poca responsabilidad de las autoridades al inaugurar una obra que no estaba finalizada: una copiosa lluvia que azotó a Paso de la Patria en noviembre demostró que la canalización era -parcialmente- una farsa.

«La obra le sería adjudicada a MECAR S.A. desechando la participación de otras firmas bajo el extraño argumento de que “no calificaban” para compulsar por la construcción del terraplén. Y el emprendimiento le sería cedido prácticamente de forma directa, sin competencia», relata Diario1588, uno de los medios que adelantó el caso.

Asimismo, desde el Ejecutivo habrían manifestado lo siguiente: “hay un compromiso con esta empresa” y el panorma se vuelve más complejo si hablamos de cartelización de Obra Pública a la que prácticamente no se puede acceder por artilugios judiciales y gubernamentales que impone la gestión de ECO.

Un trabajo parcial que se pagó completo

La construcción consistió en un terraplén de suelo compactado en una extensión de 4.365 metros. En la capa final se ejecutó un enripiado para facilitar la circulación automotor, algo que la propia Alba Vázquez reconoció que no se terminó en declaraciones a la prensa.

Ese sábado 2 de noviembre, el agua estuvo a 50 centímetros de sobrepasar ese nivel. Aseguraron que se instalaron dos estaciones de bombeo en puntos estratégicos, las que tenían como propósito retirar el aporte de lluvia sobre el área de la cuenca que debía ser evacuada en un tiempo máximo de 12 horas.

Pero esa tecnología no funcionó porque nunca se puso, y se tuvo que romper la defensa cuando ya las casas de un cuarto de la ciudad estaban inundadas. Se había detallado que la obra incluyó el acondicionamiento de las cunetas, el talud del terraplén en los accesos a propiedades existentes y colocación de caños en los cruces de calles en distintos sectores del tramo. Nada de eso ocurrió para noviembre de 2018.

Con información de Diario1588.

Fuente 24tn