La falla de San Andrés y el próximo gran terremoto

0
78

El sismo de este jueves generó preocupación entre los habitantes de California y estados aledaños, debido a la ubicación de la latente actividad de la falla de San Andrés que discurre por unos 1300 km a través del estado de California, en Estados Unidos y Baja California, en México.

Debido al movimiento de la placa del Pacífico, que penetra por el golfo de California y hacia el norte de la falla de San Andrés, en los próximos 50 000 años la península de Baja California se desplazará hacia el norte, separándose de México y convirtiéndose en una isla.

Como consecuencia de esta falla se originan numerosos terremotos de forma constante, la mayoría de forma imperceptible, algunos otros de considerable magnitudcomo los de 1857, extendiéndose desde Parkfield (en:) hasta El Cajón (magnitud estimada: 8,0); el de San Francisco de 1906 (magnitud estimada: 7,8); el terremoto de Loma Prieta de 1989, cerca de Santa Cruz, California (magnitud: 7,1), El Centro en 1940, en Baja California, en México el 4 de abril de 2010 (magnitud 7,2).

En los años posteriores se llevaron cabo más sismos de magnitud moderada, y fue hasta el domingo 4 de abril de 2010 el Terremoto de Baja California de 7,2 en la escala sismológica de Richter con epicentro localizado en el poblado de Guadalupe Victoria azotó fuertemente a la región de Baja California y Sonora dejando un saldo de 4 personas muertas y 182 heridos.

Los científicos de la Universidad de Utah han calculado que la próxima actividad que podría reunir las condiciones para que ocurra algún gran terremoto se ubicarían alrededor del mar de Salton Foto: Maps

Los científicos de la Universidad de Utah han calculado que la próxima actividad que podría reunir las condiciones para que ocurra algún gran terremoto se ubicarían alrededor del mar de Salton Foto: Maps

Riesgo inminente

La mayor preocupación radica en el extremo sur de la falla, pues se tienen registros previos de actividad sísmica cada 150 años aproximadamente, cuando ahora, ya han pasado 300 años sin que esta parte haya tenido movimiento, lo que sin duda representa una acumulación de energía que al momento de liberarse podría desatar uno de los terremotos más destructores de la historia.

La ciudad de Los Ángeles y comunidades aledañas, se preparan para una situación de emergencia, ya que los científicos pronostican que este sismo de gran magnitud podría presentarse dentro de los próximos 30 años.

El próximo gran terremoto

En 1905, el río Colorado, hinchado por las fuertes lluvias y el deshielo, surgió en un lecho de un lago seco a lo largo de la falla de San Andrés en California y formó el mar de Salton. Las aguas de la inundación sumergieron la mayor parte de la pequeña ciudad de Salton, junto con las tierras tribales cercanas. La inundación también cubrió un tramo clave y sísmicamente activo de la punta sur de la Falla de San Andrés en limo, ocultando evidencia de su potencial volatilidad.

La geóloga de la Universidad Estatal de Utah, Susanne Jänecke, comenzó a formular hipótesis sobre la ubicación y la geometría de la zona de falla cubierta por sedimentos hace más de una década. Después de obtener financiamiento del Southern California Earthquake Center en 2011, junto con Dan Markowski (MS’16, Geología) de EEUU, Se embarcaron en la ardua tarea de documentar el área levantada, altamente plegada y con fallas con mapeo y análisis geológicos.

La persistencia de los geólogos reveló una zona cortada de casi 15.5 millas de largo con dos fallas maestras casi paralelas y cientos de fallas cruzadas más pequeñas, similares a peldaños. Apodada la «Escalera Durmid» por el equipo, la estructura bien organizada podría ser el sitio del próximo gran terremoto de la región.

Jänecke, Markowski, el colega de la USU Jim Evans, Patricia Persaud de la Louisiana State University y Miles Kenney de la californiana Kenney GeoScience, informaron los hallazgos en la edición en línea del 19 de junio de 2018 de Lithosphere , una publicación de la Geological Society of America.

El descubrimiento de la escalera Durmid revela que el extremo sur de la falla de San Andrés cambia gradualmente en la zona sísmica de Brawley, similar a una escalera. La estructura se orienta hacia el noroeste, extendiéndose desde la conocida huella principal de la falla de San Andrés a lo largo de la costa noreste del Mar de Salton, hasta la recientemente identificada Zona de falla de la costa este en el borde opuesto de San Andrés.

«Ahora tenemos evidencia crítica sobre el posible sitio de nucleación del próximo gran terremoto en la falla de San Andrés«, dijo Jänecke, profesora del Departamento de Geología de la USU. «Se pensaba que ese posible sitio de nucleación era un área pequeña cerca de Bombay Beach, California, pero nuestro trabajo sugiere que podría haber un ‘fusible’ más largo al sur de la Escalera Durmid dentro de la zona Sísmica Brawley de 37 millas de largo».

Los terremotos futuros en esa zona o cerca de la falla de San Andrés podrían potencialmente desencadenar una cascada de terremotos que llevan a la gran demora que los científicos esperan a lo largo de la zona de falla del sur de San Andrés, explicó.

«Afortunadamente, la continuación en el norte de la recientemente identificada cadena de la costa este de la falla de San Andrés está más lejos de los principales centros de población de lo que pensábamos», dice Jänecke. «La falla se encuentra a lo largo del borde oriental del valle de Coachella. Además, la roca rota en toda la estructura de la escalera podría amortiguar las sacudidas del suelo asociadas con el próximo gran terremoto».

Fuente: www.infobae.com