La diputada nacional, Ingrid Jetter, fue denunciada por quedarse con parte del sueldo de sus asesores

0
314

En lo que parece ser una práctica bastante habitual en la política argentina, la correntina y  diputada nacional Ingrid Jetter, de Pro/Juntos por el Cambio, fue denunciada por exigir a sus asesores una parte de sus salarios.

Según se extrae de la denuncia respectiva, Jetter apelaba a una práctica similar a la implementada por su par, diputada nacional Estela Regidor, también correntina y de Juntos por el Cambio, pero perteneciente a la UCR.

En su momento, los audios que circularon de la diputada Regidor no sólo confirmaban esa práctica, sino que la legisladora pretendía justificarse asegurando que «muchos diputados» de JxC aplicaban este mecanismo ilegal.

En el caso de Regidor, sus colaboradores confirmaron que les exigía retornar el 50 por ciento de sus salarios. Caso contrario, los despediría. Ahora la denuncia pasa de la UCR al Pro correntino. María Andrea Cappa denunció que la diputada nacional del Pro por Corrientes, Ingrid Jetter, la obligaba a entregarle a diferentes personas una porción de su salario todos los meses.

La ex asesora de Jetter presentó como prueba los chats de WhatsApp en los que la diputada macrista la amenazaba, expresándole que «el que no lo hace, se va». Si bien Cappa fue asesora de Jetter durante el 2020 como planta transitoria de empleados de la Cámara de Diputados de la Nación, su relación laboral de asesoría se remonta al año 2016, en los inicios de la gestión de Mauricio Macri. En 2019 Jetter fue electa diputada nacional, y llevó consigo a la Cámara a Cappa.

La denunciante fue designada entonces como planta transitoria de Diputados con una categoría A4, con un salario de entre 70 y 85 mil pesos, de los cuales Cappa debía desprenderse de alrededor de 25 mil para entregarlos a personas que le indicaba Jetter, por transferencias bancarias vía CBU.

A fines de 2020, la relación entre Jetter y Cappa detonó, por lo que fue efectivamente despedida de su empleo, tal como le había advertido la diputada del Pro.

Todo está documentado en las conversaciones de WhatsApp y en la cuenta bancaria oficial de la trabajadora. ¿Quedará todo en la nada o ambas diputadas serán objeto de los procedimientos legales e institucionales correspondientes?

Lo cierto es que el caso podría convertirse en una verdadera bomba de tiempo, ya que la propia Estela Regidor reconoce en sus audios que “muchos diputados” de Juntos por el Cambio proceden del mismo modo. Una práctica que, según trascendidos, difícilmente no pueda encontrarse en otros partidos, principalmente en el Frente de Todos. (www.REALPOLITIK.com.ar)