La devaluación argentina hace que paraguayos y uruguayos vacíen los negocios argentinos

0
42

La fuerte devaluación del peso argentino (más del 100% en menos de un año) desencadenó un fenómeno conocido en las fronteras, el reflujo del comercio fronterizo y el aumento del contrabando desde Argentina hacia los otros países.

Por estas horas Clorinda, Posadas y la ciudad de Formosa experimentan una suba de ventas en el sector mayorista y minorista que para Paraguay significa un problema de contrabando que pone en jaque los comercios al otro lado de los ríos Paraguay y Paraná.

Lo peor de esta situación es que ante la enorme demanda, del lado argentino se “fabrican” toda clase de productos falsificados a granel, como aceites y leche en polvo que llegan de manera lícita y terminan en oferta del otro lado envasados como marcas de primera línea que nunca reconocen haber exportado el producto.

Según precisa el diario El Territorio de Posadas, el sector empresarial de Paraguay manifestó su preocupación ante la abrupta devaluación que está sufriendo, sobre todo, el peso argentino frente al dólar, porque la caída del valor de esta moneda disparó el ingreso de mercaderías de contrabando a territorio paraguayo.

El estilo argentino Gustavo Volpe, presidente de la Unión Industrial Paraguaya (UIP), y Christian Cieplik, titular de la Cámara Paraguaya de Supermercados (Capasu), indicaron en declaraciones a la Tv local, que la situación se presenta bastante preocupante para los sectores de la industria y retail, porque nuevamente pulularán en las calles los productos que ingresan al país en forma irregular.

MERCADERIA.JPG

Para mí lo más triste es que esos productos (de contrabando) son restos que ya están a punto de vencer. Es como que desaguan hacia nuestro territorio los productos que ya les molesta, y sumado a eso está la diferencia cambiaria. O sea, que es como un estilo de vida (argentino), utilizarnos como destino final de lo que les molesta”, aseveró Cieplik, en una nota que replicó el diario Última Hora.

“La otra vez vimos en las noticias que un producto original es falsificado aquí con un producto de menor calidad, como fue el embasamiento de aceite que se descubrió en Villa Elisa. El producto estaba depositado en un tambor que no sabes para qué se usaba antes y cargaban el aceite en un envase ‘cué’ de otra cosa, le ponen una tapa y una marca, y lo venden así”, comentó durante el programa.

Fuente diario norte