La ciudad de Resistencia reforzó la desinfección en la zona oeste y en complejos de viviendas

0
176

La Ciudad de Resistencia persiste en el objetivo de evitar toda posibilidad de contagio de coronavirus en los distintos barrios de la capital chaqueña y es por ello que continuó con la segunda fase del operativo de desinfección diagramado por el intendente Gustavo Martínez, con la ejecución de dos procedimientos en simultáneo, tanto en la zona oeste como en complejos de viviendas y barrios con espacios públicos.

Así, por un lado se llevó a cabo un operativo de modalidad terrestre que consistió en la disposición de 80 operarios vestidos con trajes de bioseguridad para esparcir en la vía pública el hipoclorito de sodio arrojado desde un total de nueve camiones hidrantes, los cuales recorrieron las chacras 125 y 126 comprendidas entre el perímetro de las avenidas Mac Lean, Marconi, Alberdi y Alvear. De esta manera, se higienizaron barrios tales como Villa del Oeste, Villa Ercilia, Belgrano, Monseñor de Carlo, Villa Río Arazá, Villa del Parque y Villa Progreso.

Durante ese proceso, el subsecretario de Infraestructura y Equipamiento Urbano, Marcos Pereyra, enfatizó el objetivo de dar continuidad al trabajo realizado en la primera etapa y al respecto dijo que los vecinos están conformes con la actuación del Municipio en la meta de sumar esfuerzos para combatir la pandemia. En ese contexto, adelantó que la intervención terrestre continuará en los barrios San Cayetano y Santa Inés.

Por su parte, el asistente ejecutivo en saneamiento ambiental, Edgardo Britte, agregó que «el intendente Gustavo Martínez fue amplio al indicar que se realicen distintos tipos de procedimientos de desinfección para llegar a todos los barrios y para lograr eso le pedimos a la sociedad que colabore quedándose en su casa. Que se queden tranquilos que vamos a llegar a todos los barrios y donde no se haga la desinfección terrestre se hará la pulverización espacial».

BARRIOS COSECHA Y LLAPONAGAT

El otro operativo concretado fue el de modalidad de pulverización espacial, se realizó en los barrios Cosecha y Llaponagat, los cuales presentan infraestructura urbana de mayor complejidad de acceso, como ser escaleras, pasillos y calles irregulares y estrechas.

En ese sector de la Ciudad, un total de 30 operarios volvieron a utilizar decenas de motomochilas y máquinas termonieblas para dosificar el hipoclorito de sodio en sectores más reducidos donde circulan los vecinos.

En el lugar estuvo presente el subsecretario de Regulación y Fiscalización, Gustavo Amann, quien expresó a los vecinos: «Vamos a seguir trabajando desde el Municipio para darle la tranquilidad a la gente en todo lo que sea el procesado de superficies y desinfección. Esto que realizamos es un elemento más en la lucha contra el coronavirus, pero tenemos que tratar de quedarnos en casa». A su vez, aclaró que en la segunda etapa del proceso de desinfección impartido desde el Ejecutivo municipal «es interesante tener en cuenta que tanto en la desinfección espacial como terrestre, el hipoclorito tiene un tiempo de acción efectiva, lo que implica que hay que seguir reforzando para tener posibilidades de evitar la circulación del virus en la vía pública».

Al mismo tiempo, el asistente ejecutivo en Saneamiento, César Ayala, subrayó que el operativo en cuestión es «un paliativo a todo esto que es la pandemia y colaboramos para desinfectar a su barrio». En esa misma línea, el asistente ejecutivo Matías Castillo sostuvo también que el Municipio ejecutó «un trabajo en conjunto con los vecinos porque son ellos los que solicitan estas acciones. Cabe destacar que si bien se hace una desinfección fuera del perímetro de los domicilios, eso no quita que el vecino debe seguir con las medidas y seguir cuidándose como hasta ahora, porque eso es importante para que esto pueda solucionarse».

Fuente tag