La Amia apuntó al kirchnerismo y valoró medidas contra Hezbollah

0
56

A 25 años del atentado contra la Amia, las autorida­des de la entidad ratificaron su reclamo de justicia por el ataque, cuestionaron al kir­chnerismo por la firma del Memorándum con Irán y destacaron las medidas que el Gobierno tomó contra la organización terrorista Hez­bollah, principal sospechosa de la voladura.

Como en todos los ani­versarios de esta fecha, una sirena sonó a las 9.53 de la mañana, hora exacta en la que, el 18 de julio de 1994, un coche bomba explotó en la entrada del edificio ubi­cado en Pasteur al 633, en el barrio porteño de Balvane­ra, causando 85 muertos y dejando cientos de heridos.

El emotivo homenaje es­tuvo conducido por el perio­dista Fernando Bravo y tuvo como oradores al actual presidente de la institución, Ariel Eichbaum; al doctor Florentino Sanguinetti, que era director del Hospital de Clínicas el día del sangriento atentado; y Sofía Guterman, madre de una de las vícti­mas.

Los encargados del acto, como es habitual, encendie­ron una vela para recordar a cada una de las personas que murieron en la explo­sión, momento que solo fue interrumpido por el grito de “presente” que la multi­tud lanzaba luego de que se nombrara a cada uno de los fallecidos.

Un fuerte y energético aplauso se generó cuando Sanguinetti aseguró, con la voz quebrada, que el ataque terrorista “partió en dos la vida” de todos los profesio­nales que atendieron a los heridos aquella jornada.

Por su parte, Eichbaum consideró en su discurso que fue “apropiado e im­portante” que se haya in­cluido a Hezbollah en un registro de organizaciones terroristas e instó a que países de la región hagan lo mismo, ya que advirtió que el grupo de origen li­banés sigue “plenamente” activo “en varios países del continente”.

“¿Cómo es posible que 25 años más tarde no haya un solo responsable preso por este hecho de lesa hu­manidad?”, se preguntó el dirigente comunitario, tras la lectura de los nombres de los 85 asesinados por el ata­que terrorista y el sonar de las sirenas en recuerdo del trágico hecho.

Y añadió: “Esperamos mucho de los jueces y segui­mos esperando más de los fiscales de la Unidad Amia”.

Eichbaum se quejó de que la causa haya estado “tan­to tiempo prácticamente estancada sin novedades de importancia” y pidió un “total esclarecimiento del caso”.

“Es una deuda pendiente para con la sociedad en su conjunto. Hasta que la Jus­ticia no se haga presente no vamos a parar”, agregó, al tiempo que aclaró que las acusaciones contra Hezbo­llah y la República Islámica de Irán sigue “firme y sóli­da”.

Eichbaum también recor­dó al fallecido titular de la Unidad Especial que inves­tigaba el atentado, Alberto Nisman: “Sabemos que fue asesinado por ser fiscal de la causa Amia”.

Además, hizo un especial agradecimiento a los mé­dicos, bomberos, policías y rescatistas que tuvieron un importante rol en aquellas horas posteriores al ataque terrorista.

En la primera fila de los invitados estaban los prin­cipales funcionarios de Go­bierno, entre ellos el jefe de Gabinete, Marcos Peña.s