Irán abolió la Policía de la Moral luego de las fuertes protestas por la muerte de Amini

0
48
Así lo anunciaron desde el Estado iraní, un día después de que las autoridades informaran a la población de que estaban examinando si la ley de 1983 sobre el velo obligatorio necesitaba cambios.

Luego de la muerte de la joven Mahsa Amini, las manifestaciones estallaron en Irán. Ella había sido detenida, según los medios, por violar el código de vestimenta islámico. Fueron agentes de la Policía de la moral quienes la privaron de su libertad.

Después de más de dos meses de protestas, el fiscal general de Irán, Mohammad Jafar Montazeri, según informó la agencia de noticias iraní ISNA, anunció la eliminación de la Policía de la moral.

«La Policía de la moral no tiene nada que ver con el Poder Judicial» y fue suprimida, afirmó la noche del sábado 3 de noviembre, el fiscal.

Lo afirmó luego de que una persona, que participaba en una ceremonia religiosa en la ciudad de Qom, al suroeste de Teherán, le cuestionara porqué la Policía de la moral «fue suprimida».

Por su parte, el presidente iraní, Ebrahim Raisi, declaró que los fundamentos republicanos e islámicos de Irán estaban afianzados constitucionalmente, pero que había «métodos de aplicación de la Constitución» que podían ser «flexibles».

En este sentido, el anuncio de la abolición de la Policía de la moral iraní se dio un día después de que las autoridades informaran a la población de que estaban examinando si la ley de 1983 sobre el velo obligatorio necesitaba cambios.

La Policía de la moral y Mahsa Amini

La Policía de la moral, conocida como Patrullas de Orientación, fue creada bajo el mandato del ultraconservador presidente Mahmud Ahmadineyad (2005 a 2013) para «difundir la cultura de la decencia y el hiyab», el velo femenino. Los primeros patrullajes se dieron en el 2006.

Está formada por hombres, que visten con traje verde, como también por mujeres, que llevan un chador negro (una prenda que recubre todo el cuerpo salvo la cara).

Una de esas patrullas detuvo a Amini en Teherán el 13 de septiembre de 2022 porque habría llevado mal puesto el velo islámico con que las mujeres deben cubrirse la cabeza y el pecho en la República Islámica de Irán.

Según las autoridades, la joven, de etnia kurda y de 22 años, murió por causas naturales. Y según informó Télam «colapsó en la comisaría y murió en un hospital tres días después».

Sin embargo, las sospechas de que pudo haber sido golpeada por los agentes desataron intensas protestas que dejaron más de 300 muertos, según las fuentes oficiales. Aunque, distintas ONG afirman que hubieron más de 400 personas fallecidas por las manifestaciones.