Intendente correntino dijo que empleados comunales no quieren ser bancarizados para no perder beneficios sociales

0
88

Ocurre en Santo Tomé, una comuna administrada por el oficialismo radical de Juntos por el Cambio (JxC). Es porque el salario municipal queda por debajo de las asignaciones sociales. La situación fue admitida por el intendente de esa localidad correntina quien también dijo que su gestión es «boicoteada» por algunos trabajadores municipales.

Extraña situación ocurre en la costa del Río Uruguay en la provincia de Corrientes. La comuna de Santo Tomé experimenta desde hace semanas un extraño fenómeno en medio de la crisis económica e inflacionaria que golpea a la provincia y al país. Sus empleados renuncian.

Se trata de los trabajadores de menores escalas salariales y laborales de la municipalidad. Según lo expresado por el propio jefe comunal, al parecer las ofertas laborales en el ámbito privado convienen más. Pero también, siempre según las expresiones del intendente, serían agentes comunales que “boicotean” su gestión.

“Desde que asumimos la gestión hemos incrementado esta cuestión –la salarial-, pero lamentablemente mucha gente no está de acuerdo con la gestión y busca una excusa, no les gusta que los bancarice para no perder los beneficios sociales, y deciden renunciar. Más allá de esto, a todos les conviene trabajar en el sector privado porque paga mejor; pero lo importante es que yo considero que estamos haciendo las cosas bien porque desde que asumí he mejorado notablemente toda la cuestión salarial de los empleados del municipio, si hay algo que no nos pueden reclamar es la cuestión salarial porque hemos beneficiado muchísimos a los trabajadores”, fue el análisis de intendente santotomeño.

El jefe comunal también advirtió: “El que no está de acuerdo con nuestra gestión tiene que irse porque nos entorpece el trabajo, lamentablemente es así”.