Instalaron 14 cámaras para controlar excesos de velocidad en rutas de Corrientes

0
233

Los cinemómetros, también conocidos como radares de velocidad, son una tecnología para medir en tiempo real la velocidad de un automóvil. Corrientes cuenta con 14 cámaras distribuidas en ocho puntos de la provincia, en las rutas 12, 14 y 127.

Con los registros de los radares y la detección de los infractores, se procede al cobro de una multa que puede partir de los $15.000.

El Litoral dialogó con Hernán García, director de Seguridad de Corrientes, quien dio detalles sobre la puesta en funcionamiento de estos dispositivos, que están atravesando un proceso de autorización.

García indicó que, hasta el momento, están en pleno funcionamiento en dos de los ocho puntos: los cinemómetros situados en la localidad de Gobernador Virasoro ya captan en tiempo real la velocidad de los vehículos; el resto aún debe pasar por el proceso de homologación de la Agencia Nacional de Seguridad Vial.

Las provincias y municipios que hayan adherido a la Ley Nacional de Tránsito N° 24.449 y a la Ley Nacional N° 26.363 y quieran utilizar radares en rutas de jurisdicción nacional para constatar infracciones, deben obtener previamente la autorización y disposición de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, que aprueba su uso en corredores nacionales.

Este organismo es el que previamente verifica la aprobación del modelo de radar —en conjunto con la Secretaría de Comercio de Nación— y su funcionamiento mediante la verificación periódica anual que otorga el Instituto Nacional Tecnología Industrial.

“Los dispositivos se revisan una vez por mes. Toda infracción que se produce, se transforma en una multa que le es notificada al Tribunal de Faltas, que es quien interviene para dar curso a la sanción”, explicó García.

Infracciones

Incumplir una norma de tránsito tendrá un alto costo económico, dependiendo de la gravedad de la infracción y de la evaluación que de la misma haga el Juzgado de Faltas.

El monto que se debe abonar por las infracciones se mide en litros de combustible y depende de dónde y en qué circunstancias se cometa la infracción.

Cada provincia tiene su propia escala y en Corrientes parten desde los $15.000 y pueden triplicarse, de acuerdo a la gravedad y el riesgo que haya supuesto para terceros.

Exceso de velocidad

El exceso de velocidad es la principal causa de fallecimientos en las rutas. La Organización Mundial de la Salud señala que el 33 % de los muertos en siniestros viales se deben a esta causa y desde hace años recomienda a los gobiernos el dictado de leyes para reducir la velocidad, así como la implementación del sistema para controlar y sancionar esta grave infracción.

Por este motivo, desde hace varios años la Agencia Nacional de Seguridad Vial ha cursado invitaciones a todas las provincias para consensuar un plan federal de gestión de la velocidad.

Hoy en día, en la mayoría de los casos las autoridades llevan adelante la fiscalización siguiendo los procedimientos adecuados, que garantizan la fiabilidad de las mediciones y el respeto del derecho de defensa de los infractores. Según datos del organismo, en el ranking de las infracciones más usuales, en primer lugar está el exceso de velocidad, con el 64 por ciento.

En segundo lugar está la falta de documentación obligatoria —licencia, DNI, cédula verde/azul, seguro— (12% de las infracciones); y en tercer lugar se ubica la alcoholemia con el 6,2 por ciento de las infracciones.