Inspectora detenida por «coima» será echada de la Municipalidad

0
17

Mientras permanece detenida a la espera de ser indagada, la inspectora de tránsito de la Municipalidad de Posadas recibió una dura noticia. Las autoridades confirmaron que será echada de la comuna, después de que fuera denunciada por pedirle una “coima” de 500 pesos a una motociclista que tenía la licencia de conducir vencida.


Así lo confirmó a PRIMERA EDICIÓN el propio director General de Tránsito de la alcaldía capitalina, Omar Talavera, quien aguardaba en las últimas horas por la remisión de los documentos de la Policía provincial para sentenciar el destino de la mujer.
 
“Corresponde, en principio, la separación preventiva del cargo de la funcionaria.?Una vez que recibamos los informes y documentos del procedimiento por parte de la fuerza provincial, vamos a tomar las medidas correspondientes y se le va a rescindir el contrato sin relación de dependencia que posee”, indicó Talavera.
 
El municipal también aclaró que, una vez conocido el intento de “coima”, la denunciante primero se comunicó con ellos. “Allí tomamos cartas en el asunto y nos comunicamos con la Dirección de Investigaciones de la Policía provincial, que recomendó que la motociclista radique formal denuncia. Así comenzó todo”,aseguró Talavera.
 
La inspectora tiene 36 años y pertenecía al lote de los encargados del control de tránsito en la capital provincial desde hace unos seis meses. Anteriormente cumplía funciones en la venta de tarjetas para estacionamiento en la vía pública.
 
En el lugar, según la denuncia de la motociclista, la mencionada funcionaria le exigió la entrega de dinero en efectivo a cambio de dejarla seguir con su camino. Sucede que la joven de 19 años, al parecer, tenía vencida la licencia de conducir.?La muchacha ofreció los 100 pesos que tenía, pero la municipal le dijo que aquello no era suficiente, tras lo cual le entregó un papel en blanco y un lápiz en el que le pidió que anotara su nombre y un número de teléfono celular.
 
La motociclista siguió su camino pero, en horas de la tarde, recibió mensajes de whatsapp en los que la inspectora le exigía la entrega de 500 pesos en efectivo a cambio del “favor” del mediodía. Incluso la citó para las 16.45 en el cruce de las avenidas 147 y 200, donde debería pagarle.
 
Aunque asustada, la joven finalmente tomó coraje y radicó la correspondiente denuncia. Fue entonces que el propio magistrado César Yaya, al frente del Juzgado de?Instrucción 2 de Posadas, ordenó la realización de un operativo especial.
 
En el lugar y a la hora indicada, las partes volvieron a encontrarse. La funcionaria comunal se presentó junto a su hijo, de 18 años, sin imaginar que estaba rodeada de policías. Una vez realizado el intercambio, los uniformados entraron en acción y la detuvieron. Hasta anoche permanecía tras las rejas.
Fuente diario primera edicion